¿Qué aporta Muebles de Cartón de Mobiliario de Vanguardia?

adorno

Esa es la pregunta, ¿Qué aporta Muebles de Cartón de Mobiliario de Vanguardia .com?

Nosotros pensamos que para que un producto sea viable como elemento enriquecedor dentro del mundo del Diseño, ha de cumplir una serie de premisas.art16-1a

1ª — Que sea Innovador…, que su presencia emane Singularidad.

2ª — Que tenga una gran carga de Potencialidad…, que a partir de él, se pueda ampliar su mundo.

3ª — Que se pueda Personalizar…, que su “Potencialidad Singular” pueda derivar, si se quiere, en la posibilidad de hacerla Personal, dejándose hacer, bajos los criterios de los que la van a disfrutar.

Y si además de estas premisas, le sumamos las de :

– Facilidad de Diseño personal.

– Facilidad montaje.

– Adaptabilidad.

– Durabilidad.

– Bajo Coste.

Entonces tenemos un producto destinado a ocupar un Nicho importante que cubra las necesidades de un mercado en busca de las 3 Bs. Bueno, Bonito y Barato.

Cuando nos planteamos el reto de implementar Diseños sobre materiales de bajo coste, nos dimos cuenta que en realidad, teníamos ante nosotros la oportunidad de Crear en función de lo que podía dar de sí el material que eligiéramos.

Elegimos el cartón, porque es muy previsible si se le trata como él necesita.

Y lo que necesita para ser eficiente, es escucharle, y entender que es capaz de endurecerse doblándose sobre sí mismo, sin perder la sutileza de su tacto. También es resistente, porque adsorbe las presiones con flexibilidad. Muy ligero, por cómo está conformada su estructura.

Si a este tipo de materiales se les pide lo que están dispuestos a dar cuando se los adapta a nuevas expectativas, se abren un montón de oportunidades.
Nosotros, para empezar, pensamos en crear pocas piezas para que conformen sus estructuras, y que combinándolas entre ellas consiguiéramos Diseños sorpresivos.

Y eso es lo que hemos hecho.

Por un lado, tenemos cajas rectangulares, cerradas o con cajones, Cajas más grandes, cerradas o con una puerta, Estantes de 4 tamaños, Cajas triangulares, Cajas Bases con patas, …… e Imaginación.

El resto…, el resultado, lo pone la sensibilidad.

Como podrás ver en las Series a las que puedes acceder visitando mueblesdecarton.eu, los Diseños tanto de Estanterías de Cartón como los de Muebles Auxiliares de Cartón, los tienes que arrancan desde el suelo hacia arriba o hacia los lados, y los tienes que están suspendidos sin tocar el suelo, pero anclados a la pared, como flotando.

Tú puedes adquirir cualquier Modelo de los que te proponemos, o Diseñar el que te gustaría tener, descargándote los archivos en que se componen, para recortar sus piezas y colocarlas sobre una hoja también a escala, hasta conseguir con las múltiples combinaciones posibles, tu elección de Diseño.

Luego, la composición elegida Diseñada por ti, nos la mandas por e-mail en el caso de que quisieras que te diéramos algún consejo sobre su construcción, o directamente nos compras en la Tienda, todas las partes en que se compone tu creación.

Nosotros procederemos a mandarte todo lo que nos has pedido, más los sistemas de enganche a pared e instrucciones / consejos de montaje.
Además, ya sabes que puedes ponerte en contacto con nosotros para hacernos las preguntas que necesites.

Los Muebles de Cartón son perfectos para Decorar estancias del hogar, como los salones y dormitorios utilizando cualquiera de las estanterías, o muebles Auxiliares.
Imagínate lo espectacular que quedarían algunos de ellos en el hall de entrada de tu casa, despacho, tienda o negocio.

Mucha apariencia…, mucho Diseño…, por poco dinero.

Nosotros te mandamos todas las piezas que necesites, en plano con todos los recortes y hendiduras de doblado preparados para que los montes o pegues con toda facilidad.
Tú te ciñes al modo de doblaje estudiado para cada pieza, y luego, o sigues los pasos que te indicamos si nos has comprado alguno de los Modelos Diseñados por nosotros, o sigues tu instinto creativo.

Y para pintarla, empapelarla, entelarla, enmoquetarla…, etc…, o un poco de todo, puedes visitar nuestro apartado ” Personaliza los Acabados de tu Estanterías Escultura “, en donde encontrarás 106 Ideas de cómo hacerlo, divididos en 10 Tipos de Acabados.

Nosotros te proponemos, y tú decides.

art16-1art16-2art16-3art16-4art16-5art16-6art16-7art16-8art16-9art16-10

ad-1b

Publicado en Muebles de Cartón | Deja un comentario

Cosas que nunca has de hacer cuando : No quieres que tu suegra intervenga en la Decoración de tu casa.

adorno

adorno-1- Decírselo a la suegra abiertamente.art15-1

adorno-1- Decírselo a suegro.

adorno-1- Dejar que tus cuñados o cuñadas hablen por ti.

adorno-1- Que tus padres intervengan.

adorno-1- Obligar a tu pareja a que se enfrente a su madre.

adorno-1- Tratar de dialogar los dos con tu suegra.

adorno-1- Dejar en manos de terceros, de la familia o no, este asunto tan delicado.

adorno-1- Poner malas caras o gestos de desaprobación.

No todas, pero sí una cantidad importante, ejercen de suegras por cargo y por derecho. Por lo menos, eso es lo que algunas tratan de llevar hasta las últimas consecuencias aunque a ellas la suya les haya hecho pasar un calvario.
Pero de eso solo se acuerdan cuando les conviene, y encuentran como argumentos que las situaciones de entonces y las de ahora son completamente diferentes, ya que en realidad ella solo quiere ayudar.

Normalmente, esto suele ocurrir con las primerizas. Luego aprenden, y la mayoría lo entienden con resignación, retirándose no sin las clásicas expresiones que nadie les pide como “yo solo quería ayudar”, o “no quería que creyera mi consuegra que me desentiendo de todo el trabajo que supone una Boda”, o “es que os veía tan…, tan jovencitos todavía”, o cosas por el estilo.
Pero al fin y al cabo, lo importante es que dejan el terreno que creían conquistado, y más o menos dolidas, dejan hacer, no sin alguno que otro comentario de desahogo, como “yo ya lo veía venir, pero en fin…”, cuando algo no ha salido lo bien que se esperaba por parte de la pareja.

El peligro…, las verdaderamente suegras peligrosas son las que a las primeras de cambio no ceden, y no están dispuestas a darse por enteradas. Les hayan hecho “chichinas” en su día o no sus suegras.

Yo no soy precisamente un seguidor del mundo de lo taurino, pero ese mundo tiene dichos que pueden esclarecer en pocas palabras lo que a veces acontece cuando las suegras intervienen.

El dicho “Tienes más peligro que un Victorino” a veces se queda corto cuando el riesgo que se corre al enfadarla es muy alto, ya que a diferencia del toro, este tipo de suegra lo hace personal, como si todos estuvieran contra ella, pudiéndose desatar “todas las tormentas del desierto”, quedando implicados consuegros, hermanos, tíos y todos aquellos que por una u otra causa, se sienten ofendidos en lo personal o por solidaridad, entablándose la “Madre Superiora de todas las Guerras”.

Como ya sabes, una de mis actividades profesionales es el Interiorismo, y trabajo y he trabajado para unos cuantos clientes de casi todos los tipos.
Y tengo que decirte, que cuando interviene la suegra, normalmente la madre de la novia, la situación se hace muy incómoda para todos menos para ella, que parece que se encuentra en “su salsa”, aunque nunca haya ejercido de “salsera”…, parece que les va en la genética.
Y ya no te digo si las que intervienen son las de los dos bandos. Entonces, la Guerra Mundial está servida.

Podría contarte montones de experiencias por las que he tenido que pasar en este campo, pero me voy a centrar en una sola.
Isabel y Fernando, como los Reyes Católicos.

Isabel, secretaria de Dirección de una empresa pequeña, junto con Fernando, aparejador de un Ayuntamiento, deciden un día que ha llegado el momento de vivir juntos…, como ellos dicen…, por higiene…, por higiene mental.

El caso es que gracias a una herencia en vida que Isabel recibe de su abuela materna, y de los ahorros de Fernando, deciden que es el momento para comprar un piso y Decorarlo tal y como lo tenían soñado.
Entonces, aquí es donde yo aparezco. Es decir, que me llaman para ayudarles a convertir sus deseos en realidades.

Quedamos un día en casa de los padres de la novia, como la cosa más natural, aunque tengo que decir para los que me puedan estar leyendo en estos momentos, y que puede que estén a punto de encontrarse en ese punto, que ese…, ese terreno, el terreno de la suegra, no es el mejor terreno, aunque a priori, sea la mejor y más divertida de las suegras.
En ese momento…, en el momento en que las cosas van a tomar formas para la posteridad, es el momento en que algunas, bastantes de ellas, se transforman.

A diferencia de algunos insectos, que primero son gusanos y luego se transforman en bonitas mariposas, las suegras…, las suegras que en principio se han comportado con el novio con la exquisitez que tienen estas mariposas al volar, se transforman en gusanos…, gusanos “metemtodo”, que en todas partes quiere estar.

Aunque me informé sobre todos ellos, antes de acudir a la cita, nunca dejo de observar, sobre todo los diez primeros minutos una vez todos estamos sentados a la espera de comenzar.
Es importante advertir cómo se ha ido sentando el personal que va a intervenir.
En principio, solo deberíamos estar los novios y yo como Decorador, y no yo en uno de los sillones de una plaza, y los novios y la madre de la niña en el mismos sofá de tres plazas, mientras el padre y el resto de la familia, discretamente han desaparecido de la habitación.

Mal rollo. Esto no empieza bien.

Primero hablará la novia de cosas bastantes inconexas debido a la novedad de la situación, hasta que se le templen los nervios. Luego o durante, y no exento de risas nerviosas irá interviniendo el novio.
Y lo lógico, por lo habitual, la suegra, de forma ladina, irá interviniendo poco a poco hasta hacerse dueña de la situación.

Esto que he descrito, matiz arriba o matiz a bajo, es lo sucede en los casos más normales en este tipo de situaciones.
Pero no.

Éste tipo de situación, como pude darme cuenta a partir de ese primer segundo, no iba a ser de esos de las situaciones normales.

- Me han hablado muy bien de ti, y de lo bien que entiendes a la gente cuando te transmiten las ideas y deseos que tienen para que les Diseñes lo que quieren para sus casas.
Es por esa razón, por la que nos pusimos en contacto contigo.
Mi hija y mi yerno…, bueno mi futuro yerno, quieren algo especial…, a mi me parece que lo que quieren es…

<<No solo el terreno ha sido mal elegido, sino que además, a la vista de las caras de sorpresa que han puesto los novios, la tarde…, ahora…, las cinco de la tarde, a la misma hora en la que empiezan las Corridas de Toros, esta habitación se ha convertido en una Plaza en la que nos encontramos tres “maletillas” y un “Verraco” de seiscientos kilos, dispuesto a darnos “caña” por todos lados.
A mí no me gusta la Fiesta de los Toros, ni soy creyente, pero en estos momentos de nervios y angustias ante la incertidumbre de una “buena faena”, yo…, a mí, como los Toreros antes de salir al Ruedo, no me queda otra que encomendarme a Dios, a la Virgen y a todos los Santos.>>

…sobre todo que sea muy acogedor, porque…

<<Y sigue la mujer “dale que te dale”, sin que los novios, cada uno sentado a cada lado del sofá, con ella…, la “Verraco” en medio organizando a diestro y siniestro.
Yo, voy garabateando algunos folios, recostado sobre mi sillón, haciéndola creer que voy tomando notas, aunque en realidad, lo que hago es dibujar “tonterías inconscientes” para relajarme, mientras he puesto en “automático” las expresiones de mi cara.
Suelen ser, una serie de cabeceos de asentimiento…, acompañados de muecas de admiración con sorpresa, con alguna palabra de acompañamiento como “entiendo…, entiendo”, para luego retomar los cabeceos e ir intercalándolos con algún gesto con las manos, y vuelta a empezar.

¡De alguna manera me tengo que defender de todas estas embestidas!

Si los novios, no se arrancan, yo no estoy dispuesto a torearla, y menos con esa potencia con la que está esgrimiendo todo su poderío.

Como los buenos Toreros, primero tengo que dejar que la “Bestia” se desfogue un poco, y cuando se le puedan dar los primeros “Pases”, estudiar de que “Pitón” va mejor y es menos peligrosa.>>

…yo sé que a mi hija lo que más le gusta es que todo esté…

<<¡Menos mal que parece que los subalternos…, los novios…, comienzan a dar señales de vida!
Después de la forma en que ha salido el “enemigo” del Toril, y con la solvencia y autoridad que ha ganado en centro del Ruedo, lo mínimo que les podía pasar es lo que les ha pasado. Sorpresa, “Flojera de rodillas” y “Encogimiento de estómago”.
Aunque como he dicho, antes de torear aquí, recogí información sobre el lugar, y aún no las tengo todas conmigo. Tengo que esperar un poco para ver por dónde sopla el viento, y si los subalternos van a estar a la altura, o va a tener que recaer todo el trabajo sobre los hombros y el bien hacer del Maestro.
Aunque tengo que decir, que este “Verraco es mucho Verraco”.

Para mi sorpresa, los dos subalternos se miran desde cada lado del “enemigo” , tratando de contener fuera de su vista sus risas cómplices, para segundos después, hacerme unos signos característicos con las dos manos y con dos de sus dedos rotando sobre ellos, trasladándome el mensaje de que luego hablaríamos.
Estaba claro que los había subestimado a pesar de sus primeras caras de sorpresas ante la toma del centro del ruedo por parte del Astado, parece que ya lo tenían previsto como algo posible que ocurriera.

Por resumir, os diré que todos mantuvimos el tipo durante el tiempo en que le duraron las fuerzas, que fueron más de dos horas, y luego, el novio, con un pase magistral, sacó del terreno de los medios al “Verraco peligroso”, dirigiéndose a mí, con un…, “sería conveniente que te enseñáramos en casa de un amigo lo que él hizo para solucionar una característica decorativa como la que tiene nuestro piso”, y todo esto, sin poder quitarse del rostro una sonrisa satisfecha y cómplice.

Luego me enteré, que entre los novios, y los novios y sus amistades, se habían cruzado apuestas en referencia a la posible intervención o no de la suegra…, la siempre amable suegra.
El caso es que el “susodicho Astado” se quedó sorprendido sin saber qué hacer, mientras los tres nos levantamos de nuestros asientos, nos despedimos y salimos por la puerta como “alma que lleva el Diablo”.

Estaba claro que el “Enemigo era mucho Enemigo”, y que ellos, los novios ya tenían un plan de contingencia previsto, al que luego me hicieron partícipe entre risas y disculpas.

Ella, la novia…, la hija de la “Verraco” me dijo :

Yo, que ya sabes que trabajo como Secretaria de Dirección, he aprendido mucho de lo que hace mi jefe ante los conflictos que se le presentan, y no es otra cosa que quitarle importancia, aparentar que ignoras los ataques del enemigo sin que él sepa que no le quitas la vista de encima, no enfrentarte directamente ni ofrecerle la oportunidad de llevarle la contraria, y hacer tu juego.

Tengo que decir, que durante lo que se tardó en realizar todo el trabajo en el piso de los novios, la suegra, no dejó de intervenir en todo. Se le atendía…, se le escuchaba…, incluso en algunos casos, se le animaba a que siguiera aportando ideas, pero ni una sola de ellas se plasmó en nada de lo que se hizo.

No la evitamos nunca. Jamás menospreciamos en su presencia o a sus espaldas lo que ella trataba de imponer. Simplemente, íbamos a la nuestra.

Todos salimos a hombros por la Puerta Grande.

Estaba claro…, no hay conflicto si una de las partes se comporta más inteligentemente que la otra.

Posdata : Las risas incontenibles del novio cuando aconteció lo del sofá y la suegra, fueron porque le ganó la apuesta a su novia, siendo lo que se jugaron de carácter íntimo entre ellos, y aunque me lo contaron, prefiero dejártelo para tu imaginación. Seguro que podrás acertar más o menos a poco que te pongas en la piel de dos jóvenes enamorados.

 

ad-1b

Publicado en Cosas que nunca has de hacer cuando : | Deja un comentario

Cosas que nunca has de hacer cuando : No te gusta como tu pareja está decorando vuestra casa.

adorno

adorno-1- Decírselo abiertamente.art14-1

adorno-1- Decírselo a través de amigos.

adorno-1- Implicar a sus padres. Y menos a su madre.

adorno-1- Poner caras de desaprobación o gestos despectivos.

adorno-1- No tener un plan explicativo ante la temida pregunta de si te gusta.

adorno-1- Titubear, sin planteamiento previo de lo que has de decir cuando te pregunte si te gusta.

adorno-1- No tener una explicación clara y constructiva cuando se entere de que no te gusta, y de que no se lo hayas dicho desde el principio.

adorno-1- Nunca contestarle con un “Se te veía tan feliz, que cómo te iba a decir que no me gustaba.”

Como Interiorista y en lo personal, ya baqueteado en unas cuantas batallas durante bastantes años, me he encontrado en muchas situaciones complejas de este tipo. Y siempre me sorprende como se repiten una y otra vez los mismos errores.

No es que con esto quiera decir que tengo la fórmula para salir airoso de esta situación, pero a lo mejor puedo aportar un poco de luz con lo que he visto que pasa cuando eres un profesional de la decoración, y se entabla entre la pareja a la que le trabajas una serie de desencuentros estéticos que no llevan precisamente a que lo que ocurra sea un paseo tranquilo.

Érase una vez…, quiero decir…, recuerdo que en cierta ocasión, mientras disfrutaba de la compañía de una pareja que se iba a casar en breve tiempo, y que habían contratado mis servicios como Interiorista…, creo que he dicho disfrutado…, quería decir sufrido.
Sí…, sí, así queda más real y verdadero…, mientras sufría de la compañía de la dicha pareja, yo pensaba, esto ya me lo conozco.

Él, como “Macho Alfa”, exponía claramente lo que pensaba que le gustaba para ese soñado hogar que por primera vez iba a tener en compañía de su primera mujer.
Y digo primera mujer, porque hasta el día de hoy, ya le conozco cuatro.

Ella, me miraba furtivamente, transmitiéndome destellos de información comprimida en décimas de segundo, solo a través de sus ojos.

Estaba claro que no le gustaba lo que estaba escuchando, y no encontraba ni el modo ni la forma para oponerse a todo ese manantial de ideas que “sobradamente” y con autoridad, nos deleitaba los oídos a los dos.

Él…, “el Macho Alfa”, no sin cierta condescendencia, fruto de la inexperiencia y de la ignorancia de lo que es un proyecto de convivencia al mismo nivel, de vez en cuando, apoyaba sus “asertivaciones” con un “como ya hablamos, cariño”, o con un “sé que te gustará, cariño”, y frases por el estilo, mientras ella, prudente, ni afirmaba ni negaba.

Solo me pedía ayuda “gritando en silencio”, pasándome enteramente la responsabilidad de “cómo parar” este diálogo monocromático, soberano y egocéntrico de su futuro marido.

Y allí estaba yo.
En medio de una batalla, viendo como el que llevaba la aparente iniciativa, no se daba cuenta de que pisaba inconscientemente un terreno fangoso que solo él creía sólido y estable.

¿Hasta dónde aguantaría ella?
Si no intervengo, tal y como quiere, ¿le llevará la contraria? ¿expondrá su opinión sobre lo que piensa que es un proyecto de pareja?
Por experiencia sé que lo que se guarda sin utilizar, al final se estropea y tiene que salir de algún modo, y a veces, basta un pequeño empujón sin importancia, para que aflore sin control.

¡En fin, en más de una ocasión, me he visto en cada “Sarao”!

Tengo que decir algo…, tengo que interrumpir al “Macho Alfa” sin que lo considere una afrenta.

- ¿Me permites?
Quisiera…, estoy tomando notas…, y …

<<Parece que se sorprende…, ¿cómo he podido interrumpir tal prolija cascada de información decorativa…,? se deduce de la cara que se le ha puesto.
A conciencia no le miro, y con mis ojos clavados en mis apuntes le hago creer que los repaso, buscando alguna aclaración importante de todo lo que ha dicho hasta el momento.
En realidad, con este silencio, quiero que pierda el hilo frenético en el que se ha subido, y trate de calmar todo ese ímpetu inconexo y muchas veces indescifrable de lo que él considera trascendente.

Ahora es el momento en el que ella debería ver esta oportunidad para intervenir.
Hasta ese momento no les conocía de casi nada, apenas algunos saludos desde lejos, a partir de que un día unos amigos comunes nos presentaran de forma rápida.

Ella sé que me mira en silencio. Noto en mi frente el calor de su mirada, mientras les hago creer que sigo enfrascado en mis papeles.
Todo es silencio. El “Macho Alfa” desde su atalaya, también me mira esperando que le pregunte qué de todo lo que ha dicho no he entendido, para poder iluminarme, y seguir luego a lo suyo.

Veamos si conozco algo del género humano.

Voy a lanzar a la novia una fugaz mirada de apenas medio segundo, para luego seguir con mi escusa de los papeles.
Espero que entienda lo que estoy haciendo, y que ella aproveche este silencio para intervenir dándome luego así, la oportunidad de que yo pueda saber qué es lo que ella quiere, y de esa manera, intentar un consenso Decorativo sin que “llegue la sangre al río”.
Allá voy.>>

- Tú como Decorador que eres, ¿qué te parece lo que está exponiendo…

<<¡Me cachis todo lo que menea! Estaba ella esperando que le diera la vez, como en una carnicería, y me pasa “toda la patata caliente” a mí.
Esto sí que no me lo esperaba.
Menos mal que a pesar de la edad que yo tenía en aquellos años, ya tenía la suficiente experiencia como para saber que antes de hablar profesionalmente con alguien, debía informarme por terceros, de sus entornos, sus familias y caracteres de los que en ese momento tenía delante de mí, con la finalidad de tener una idea a priori de por dónde podrían ir los tiros.

Ella era mayor que él. Por lo menos 3 años.
Tranquila y aparentemente sumisa, alumna en su día de un Colegio de Monjas, para luego de estudiar Magisterio, quedarse como Maestra en ese mismo Colegio.
A su familia se les podría considerar económicamente más que solventes.

Él, el “Macho Alfa”, que en aquel momento tenía 25 años, era el clásico “guapo arrebatador”, aparentemente triunfador…, o mejor dicho…, potencialmente triunfador, pudiéndose esperar de él cualquier cosa fuera del alcance de la mayoría de los mortales.
Su familia era la típica familia de padre funcionario y madre ama de casa.
Pero él, había estudiado Arquitectura…, era Arquitecto…, en paro…, pero Arquitecto.

Con un préstamo que sus padres habían pedido al Banco de turno, le pagaban su parte de la Boda y, él, así lo creía, la mitad de mis honorarios más el mobiliario y decoración de todo el piso en cuestión.

El piso lo pagaron al contado los padres de ella. Y a sus espaldas, todos los gastos de la Decoración y mis honorarios, también.

Así que él apoyándose en su verdad, pensaba que tenía motivos más que suficientes para sentirse henchido de orgullo y seguridad. El “Macho Alfa” era mucho “Macho Alfa”.

Y yo tenía un “Papelón”.

Estaba claro que ella estaba más que enamorada, y yo no podía correr el riesgo de hacer que él se sintiera humillado lo más mínimo, porque ella, a pesar de no estar de acuerdo en absoluto con la idea decorativa de su novio, no me perdonaría si mi intervención hacía que él se sintiera incómodo. >>

- Bueno…, a mí me gustaría conocer tu opinión antes de poder contestarte.

<<¡Toma ya! Te la he devuelto. Ahora la pelota…, o mejor dicho, “la patata caliente” está en tu plato.>>

- Pero si ella no entiende de Decoración. Yo soy Arquitecto y tu Decorador…, ella es Maestra…

- Pero tendrá opinión. ¿No te parece?

<<A ver cómo consigo que se calle éste, un poco, y pueda ella meter “baza”.>>

- Bueno…, sí claro…, pero…

<<Tengo que cortarle…, ya>>

- Por lo que veo, tu novia es una mujer muy sensitiva. Seguro que para ti…, eso, es lo que te la hace tan especial.

<<¡Toma ya! Flores para ella, y a ver ahora cómo me llevas la contraria.
Si con esto no te callas, ya no te callas con nada.>>

- Sí…, sí claro…, yo estoy muy interesado en lo que diga. Aunque ya hemos hablado de nuestra Decoración en otros momentos.

<<¡Te pillé! He logrado frenarte en seco. Ahora veamos si tanto esfuerzo lo aprovecha la novia.>>

- Bueno…, ahora que ya tenemos Decorador profesional, además…, tu eres muy amigo de unos grandes amigos nuestros y por lo tanto, te podemos considerar amigo, ¿no?

<<Se enrolla…, voy a tener que ayudarla…, veamos si me sigue.>>

- Sí, por su puesto. De eso no tengáis ninguna duda.
Oye…, quisiera…, quisiera preguntarte una cosa antes de que empieces a exponer tu idea del tipo de Decoración que más te gusta.

¿Cuál es tu color preferido?

- El Crema.

- ¿Cómo el Crema? Cariño, el Crema no es un color compatible con la Decoración de la que estoy hablando.
A mí…, a nosotros…, de lo que hemos hablado es que la Decoración ha de ser rabiosamente impactante…, y para eso hemos de colocar colores calientes y fuertes…, ya te lo expuse…, acuérdate…

- Si pero…, eso de no tener casi muebles…, ni…, cortinas…, ni una librería con puertas y cajones donde guardar…

- Cariño, esas cosas no nos hacen falta…, piensa en lo que van a decir de nosotros cuando gracias al tipo de Decoración que vamos a tener en nuestra casa salgamos en las Revistas de Diseño y Decoración. Seremos la envidia de todas nuestros conocidos.
Además, yo soy Arquitecto, y he de mirar por mis futuros proyectos profesionales. Toda esta publicidad será muy buena para mí.

- Sí…, ya…, pero no poder tener ni una salita donde ver la tele juntos sentados en un sofá…, y todo…, tan…, tan…, sin nada por el medio…

- A eso se le llama “Minimalista”, Cariño…, tu hazme caso…, que yo sé lo que hago. Además, tenemos a nuestro amigo el Decorador, que dará forma y Diseño a todo esto que le estoy contando.

¿No me dirás, que a ti te gusta más el tipo clásico de la Decoración de tus padres?

<<Esto pinta mal. Está claro que a ella le gusta algo parecido al lugar en donde ha vivido siempre, mientras que a él, lo que le gustaría es aparentar lo que no es, para sentirse único y superior.
El problema…, su problema…, es que no sabe cómo conseguirlo. Por esa razón me necesita.
Sí, me necesita a pesar de que le fastidie. Yo soy para él…, para “El Macho Alfa”, un acompañante necesario a la vez que incómodo…, y solo por eso…, porque me necesita.
Cada uno de ellos, son uno de los dos extremos diferentes de un palo, y este palo que les separa es muy largo.
Y si no estoy muy atento, el “palo” me lo voy a llevar yo.
Menos mal, que para situaciones tan…, tan extremas…, tan peculiares…, y tan cotidianas, tengo un plan.
Veamos si me lo aceptan. >>

- ¿Qué os parece si me dejáis que os proponga una manera de poder avanzar sobre vuestro Proyecto Decorativo?

- Por mí, vale. Proponnos tu idea.

- Vale…, vale Cariño…, que él nos diga lo que quiera, pero yo ya tengo claro lo que quiero yo.

- Me dirijo a los dos. Y lo primero que les pregunto a mis clientes, o como en este caso, amigos que son mis clientes, es…, ¿queréis un sitio donde vivir a gusto los dos, o queréis otra cosa?
Pero…, esperad…, esperad. Aún no me contestéis.
Quiero proponeros algo, que aunque para mí sea más trabajoso, creo que será más práctico para todos.
¿Qué os parece, si hago unos bocetos a mano alzada de lo que le gusta a cada uno por separado, y luego, sacamos lo mejor de cada uno de los dos?

- A mí sí que me gustaría…

- Pero Cariño, si esto ya lo hablamos…

- Ya, pero ahora tenemos un Decorador Profesional que nos va a ayudar, porque tú nos vas a ayudar ¿no?

- De eso, no tengas ninguna duda.

<< Somos dos contra uno…, y aunque este uno se comporta como “Macho Alfa”…, que es lo que le gustaría ser en realidad, no es más que un oportunista de la vida.
Ya lo he calado, y me doy cuenta de que lo que realmente quiere es utilizar el estatus económico que ella le puede proporcionar, para saltar lo más alto posible mientras se mira su propio ombligo.>>

Esta es una experiencia real de las que te sueles encontrar a lo largo de una vida profesional. Algunas veces alguno de sus componentes son menos egoístas, y otras…, otras, como en ésta ocasión, a alguno de ellos “hay que darle de comer a parte”.

Y ¿dónde está la conclusión? ¿dónde está la receta para no equivocarse ni estropear una bonita historia de amor…, mientras dure?

La respuesta está en “Dejar claro desde el primer momento que tu opinión también cuenta al mismo nivel que la del otro”.
A partir de ese momento, todo es cuestión de respeto y capacidad de diálogo.

Para no dejar inconclusa esta historia, te resumiré su final.

Ella, la novia, dirigió su idea Decorativa hacia un entorno confortable y equilibrado en donde sin histrionismos, pudieran vivir su historia de amor.

Él, el “Macho Alfa”, dirigió su idea Decorativa hacia un entorno rompedor, sin importarle sacrificar la comodidad.

Después de trabajar los dos pre proyectos diferentes, se los di para que los estudiaran y llegaran a un consenso. Y el resultado final fue que ella cedió por amor.

Yo llevé a cabo la realización de la Decoración tal y como él quiso.
Se publicaron fotos de su casa en alguna Revista de Decoración especializada.
El “Macho Alfa” salió en todas las fotos en primer término, apropiándose totalmente de toda la gloria.
Yo cobré lo pactado.
Y ella…, la enamorada…, la entregada…, la sacrificada…, se quedó a vivir en una casa que aborrecía, y que luego…, al cabo de un año la reformé de nuevo a su gusto, cuando él la abandonó para irse a vivir con otra chica, que según decía, estaba más a la altura glamurosa en la que él se encontraba.

Lo cierto es que se veía venir. Pero ¿yo qué podía hacer?

Si ellos no se dan cuenta, ¿qué pinto yo en sus vidas?

Me gustaría acabar diciendo que al “Macho Alfa” su egoísmo le pasó factura, y que los “facinerosos” siempre tienen su castigo…, pero no.
Hasta donde yo sé, fue escalando puestos sociales y profesionales…, incluso…, ahora es político.
Suele decir que está en la política para servir al ciudadano.

ad-1b

Publicado en Cosas que nunca has de hacer cuando : | Deja un comentario

Vinilos

adorno

¿Por qué Vinilos?

Los Vinilos ahora ya son un elemento indiscutible dentro del mundo de la Decoración.

Recuerdo que hace años, cuando empezaba a hacer mis primeros pinitos como Interiorista, los clientes particulares en general, al contratarte para que les hicieras su vivienda, tenían como verdad indiscutible que las imágenes tenían que estar enmarcadas formando un cuadro. Y todo lo demás eran cosas…, ¿cómo las llamaban? ¡ah…, sí! las llamaban modernas, como si ese concepto fuese algo de poco peso.

VinilosEn realidad, la palabra “moderno”, aunque no su concepto, ha pasado a ser antiguo. Precisamente por ese “tonito peyorativo” que se utilizaba cuando alguna idea decorativa resultaba algo novedosa, y que algunos clientes de esta manera calificaban cuando les daba vértigo o miedo lo que les proponías.

Tanto es así, que ahora a lo “moderno” se le llama “contemporáneo”.
Parece que utilizando esta palabra en lugar de la anterior, damos la sensación de ser más cultivados y parecer que estamos en línea con lo más actual.
Moderno o contemporáneo…, o como lo quieras calificar, lo cierto es que los Vinilos están entrando con fuerza dentro del mundo Decorativo.

Pero ¿qué los hace importantes ahora?

Qué…, ¿qué los hace importantes?

La respuesta es : Porque existen.Vinilos

Son un tipo de material sobre el que se le pueden imprimir imágenes, y cada vez, las maquinarias que se emplean para esto, son más precisas y con mayor resolución.
Tú seguro que pensarás ahora, algo así como…, ¡vaya, eso ya lo sabía, no me hacía falta leer esto hasta aquí!

Pero lo que a lo mejor no sabías es que las máquinas que se han estado construyendo para imprimir, son en su mayoría maquinaria pensada para imprimir superficies grandes, tanto para vinilos como para lonas y otras superficies, donde su resolución era y es pequeña, ya que el resultado final del producto es para verlo de lejos, y por lo tanto la distancia entre puntos de impresión están demasiado separados como para ser vista de cerca con calidad.

Pero las cosas están cambiando. Empieza a existir maquinaria destinada a trabajar con gran resolución y para tamaños de superficies que se van acercando más a lo que nos gustaría a los profesionales del Interiorismo.
Pero entonces, como en todo proceso de evolución, las cosas que nos gustaría que pertenecieran a la misma Idea de proyecto, no avanzan al mismo paso.

Y eso es lo que le ocurre, de momento, al material Vinilo.

Los tamaños grandes, que están pensados para que duren poco, porque en su mayoría, se utilizan en las campañas de publicidad, y éstas, tienen un corto espacio de vida, son de una calidad suficiente para que duren ese poco…, tú me entiendes ¿verdad? Y por lo tanto no son los materiales adecuados para que no nos den futuros problemas a los profesionales de las Ideas Decorativas.

¿Dónde está la solución?

VinilosLa solución está en utilizar materiales de alta calidad, que por no ser todavía un mercado tan importante para los fabricantes como los otros materiales, están limitadas a tamaños más pequeñas.
Pero de momento, es suficiente. Seguro que a medida que siga el Vinilo entrando en las casas y, cada vez más, integrándose en la decoración de cualquier entorno, los fabricantes de maquinaria, tintas y vinilos, se darán cuenta del gran mercado que tienen a la vista, porque saben que donde hay demanda, hay dinero a ganar.

Hoy, los conceptos decorativos tienden a ser minimalistas. Es como si pensáramos que “si lo breve, es breve, dos veces bueno”. Buscamos decorativamente la esencia de las cosas…, lo puro…, la singularidad del concepto.

¡MANDANGAS!
Sí…, sí. Mandangas.

Lo importante no es mirar qué hacen los famosos y ricos en sus casas para hacer nosotros lo mismo, porque seguro que así creemos que estamos acertándolo.
Lo importante es sentirse a gusto con lo que nos rodea a medida que lo vamos colocando en nuestra casa.

¿Cuánta gente se puede comprar un Ferrari?
La inmensa mayoría nos compramos coches que causan menor impacto en nuestros bolsillos, y también nos hacen felices.
Pues lo mismo ocurre con lo que metemos en nuestras casas.

Los ricos suelen ser esclavos de su estatus social, y los que no lo somos, no deberíamos pensar que lo bueno…, lo elevado es lo de ellos.
Ellos a lo suyo y el resto a lo nuestro.

Yo pienso que ser rico y esclavo de algo, es un precio que si quieres lo pagas, pero no ser rico y necesitar esclavizarse tratándolos de emular, como poco me parece…, me parece…, no sé si quiero escribir su nombre. Creo que no. No lo voy a escribir.

Dentro del mundo de la Publicidad, éste, es un fenómeno perfectamente estudiado.
Se les llama “Émulos”, y grandes campañas y muy efectivas van destinadas a este segmento de deseosos y posibles clientes.

¿No te lo crees? ¿Crees que me lo invento?

Ojalá me lo inventara. Ahora sería uno de esos millonarios esclavos de la moda, y demás corrientes sociales. A lo mejor, me gustaría.
Seguramente, me gustaría porque no tendría que soñar ser uno de ellos cuando me compro algo caro solo por lo que las campañas de publicidad dicen cómo me sentiré cuando lo tenga.
Porque una cosa es creer que te vas a sentir de una forma determinada aunque no seas de ese mundo, y otra cosa muy distinta, es que te compres ese mismo artículo sin necesidad de esperar a sentirte de esa manera, porque sí perteneces a ese mundo tus 24 horas del día.

¿Pero a dónde quiero llegar con esto que estoy escribiendo?
¿A salvar el mundo…,? ¿a demostrar que soy avispado o inteligente…,? ¿a qué sé cosas que otros no saben?

Nada de eso.

Lo que yo reivindico es el derecho a ser libres. A no necesitar querer parecerse a nadie. A saber que lo que se siente es íntimo, auténtico y personal.
Yo quiero sentir lo que siento cuando siento, y no quiero sentir, lo que para vender otros, quieren que sienta.

Si a ti te hace feliz soñar ser quien no eres…, pues…, tú mismo.

Yo estoy muy acostumbrado a Decorar, Diseñar…, crear ambientes…, zonas de trabajo…, para muchas clases de gentes y profesionales. Y si la experiencia me ha enseñado algo, es a fijarme en los detalles.
Sí…, sí, en los detalles.

En esos detalles que durante los primeros segundos que transcurren en la primera conversación que se tiene con esos clientes a los que les vas a trabajar, porque te van a indicar muy claramente el “si son”, o el “les gustaría ser”.
A veces realmente “lo son”, y no lo saben. O por lo menos, aún no ha pasado el tiempo suficiente desde que dejaron de serlo, y no se han acostumbrado a dejar de pensar como antes…, o aún no se atreven.

“Yo me pongo lo que me gusta.”

Ése debería ser el lema. Y no el “cómo me verán los demás”…, o el “qué pensarán los demás de mi”.
El que va “suelto o suelta”, como a mí me gusta calificar a los libres, se pone en su casa lo que le gusta. Esté de moda o no. Le guste lo cásico, lo moderno…, perdón, quise decir “contemporáneo”, o lo ecléctico.

Los Vinilos se lo ponen los ricos y los que no son ricos.
Éste es un tipo de material, que bien tratado Decorativamente hablando, es perfecto para cualquier entorno.
Ya sea en las viviendas, como en los lugares de trabajo.
Solo hace falta un poco de sensibilidad, buenos materiales, saber encontrar aquello que puede gustarte cuando lo veas, e intuir dónde iría bien en tu casa o negocio.

Yo…, nosotros, quiero decir…, te podemos enseñar lo que hacemos.
Entra en mobiliariodevanguardia.com que es nuestra página principal, o directamente en cabecerosgraficos.com, o zocalosgraficos.com, o en estanteriasgraficas.com.

Aquí encontrarás nuevas Ideas de cómo tratamos nosotros a las Imágenes, y las nuevas formas de aplicarlas a nuevos formatos Decorativos.

Si quieres hacerme, o hacernos alguna pregunta…, llámanos.
Encontrarás los números de teléfono en el apartado “Contacto”.
Y si quieres mandarnos alguna consulta de forma escrita, puedes hacerlo desde el mismo lugar.

art13-1art13-2VinilosVinilosVinilosVinilos

ad-1b

Publicado en Vinilos | Deja un comentario

El origen de Cabeceros de Imágenes Intercambiables – 3ª Parte — 3/3

adorno

Cabeceros de Imágenes Intercambiables- Pero ¿qué creéis que es todo esto? ¿qué nombre tiene…, qué nombre tiene todo esto que estamos haciendo…, a dónde hemos llegado…, qué nombre le ponemos? ¿alguien me lo puede decir?

- “Cabeceros Gráficos de Imágenes Intercambiables”.

- ¿Cómo? ¿Qué me estáis diciendo todos a la vez?

Pero no empecéis de nuevo a insultaros entre todos. ¿Cómo es posible que hayáis tenido tanta intimidad entre todos, y estéis insultándoos a la primera oportunidad?

- Yo lo pensé primero, Jefe.

- ¿El qué pensaste primero…, María?
¡Y AHORA TODOS Y TODAS EN SILENCIO…,! solo va a hablar a partir de ahora, quien yo de la palabra. ¿Acaso no me habéis dicho que siempre hacéis lo que yo digo?
Pues ahora a callar, hasta cuando yo lo diga. Tú también María. Y piensa muy bien lo que me vas a contestar.
No hables hasta que te dé la señal.
Tengamos unos minutos de silencio y relax…

<<De esto, solo se va a poder salir, si es que se va a poder salir, yendo a “tumba abierta”. Se acabaron las sutilezas. De aquí no sale nadie hasta que yo sepa lo que he provocado que hicieran.
¡Es tremendo! No sabía que tenía tanta autoridad sobre el Equipo completo.
¿Cómo se han podido hacer los unos a los otros…, como si nada? Solo porque me han entendido mal el mensaje que les comunicaba.
María, es una mujer joven, pero casada y según he visto siempre, muy enamorada de su marido. Incluso ella misma ha contado, que si alguna vez su marido le fuese infiel, no lo soportaría. ¿Cómo ella y Antonio…, o ella y los y las demás?
Y Marisa, con un novio jugador de futbol profesional. Que más que un armario ropero con altillo, parece un dúplex de tres plantas. Más celosa que María. Al pobre novio, lo lleva por donde quiere. Como vulgarmente se dice, “lo lleva como cagallón por acequia”. Lo tiene más fiscalizado que nos tienen a todos Hacienda.
¿Qué puedo decir de Estrella? ¿qué puedo pensar de ella a partir de ahora?
¿Y Miguel? calladito. Nunca ha roto un plato. Recién casado. Enamorado de su mujer, aunque ella pese aparentemente dos toneladas. Él tampoco es que sea un sílfide, más bien parece un tonelito cervecero con patas.

¿Y Alfredo? Siempre riéndose de todos y de todas. Puñetero como él solo. A ninguna le cayó bien al principio. Decían de él, que tenía mucha gracia, pero en el culo. Lo cierto es que siguen pensando lo mismo, pero desde hace mucho, se lo dicen a la cara. Él no se lo cree, piensa que lo que le pasa a todo el Equipo es que le tienen envidia de lo gracioso que es.
A veces resulta patético con sus gracias, pero como creativo, no tiene precio. Y no lo digo porque el no tener precio signifique que no valga, sino todo lo contrario.

De Antonio, me lo espero todo. Él es el más especial de todos, en todos los sentidos. De él, por muy sorprendente que sean las cosas que haga, no me sorprende nada. Me alucinó como profesional, el primer día que lo conocí, y no he dejado de estar alucinado.

Me he tomado un poco de tiempo para pensar, y no he pensado en nada.
Solo que voy a preguntar a todos y todas, de todo.
Nada se me va a quedar en el tintero, sea la información que sea.
Parece que están más calmados. Están todos bien sentados, mirando sus notas. Si no fuera por lo que han hecho entre todos ellos y ellas, diría en estos momentos que se están comportando como cabales profesionales.
En fin. Vamos allá. Voy a empezar a preguntar. No soy creyente, pero lo primero que me viene a la cabeza es ¡qué Dios me asista!>>

- … Venga María, contesta.

- Yo fui la primera que pensó que la solución perfecta para poder cambiar rápidamente la apariencia de un dormitorio.
Le dije a Marisa que la solución debería estar en la simplicidad. Nada de artilugios raros ni caros. Todo simple y a buen precio. Los materiales, de primera calidad, pero económicos.
Es en las colecciones de imágenes donde estaría realmente lo siguiente en importancia.
Deberían ser poderosas, sutiles, fantasiosas…, como si nos asomáramos por una ventana hacia un mundo de imaginación.

- ¿Eso es todo lo que tienes que decirme?

- ¡No, que va! El asunto se ha liado porque Manoli…

- ¿Manoli…? ¿la chica de la limpieza? ¿Ahora va a resultar que a ella también la habéis metido en todo este galimatías?

- Sí Jefe…, en realidad ella fue, para mí, la que…

- ¡María tiene razón, jefe! A mí me dio un “subidón” tremendo cuando se me acercó por detrás mientras estaba inclinado sobre mi mesa de trabajo, y con el palo de la escoba…

- ¡SILENCIO, ALFREDO! No te he dado permiso para que hables. A ver si tenemos un poco de sensibilidad y de responsabilidad.
Manoli es una jovencita de…, ¿qué tendrá…, dieciocho…, diecinueve?

- ¡Y un culo estupendo! ¿Verdad chicos?

- ¡Ya ha saltado Alfredo con sus gracias!

- No me digas Estrella que tú no te has fijado en su…

- Pero bueno, ¿qué es lo que no entendéis de lo del permiso para hablar?
Yo pregunto y no se vuelve a “abrir el pico” libremente hasta nueva orden ¿Ha quedado claro?
Quién quiera decir algo, que levante la mano.
¡Vaya por Dios! Todos tenéis algo que decir…
Veamos…, estábamos con lo que contaba María…

- Sí jefe, te estaba diciendo lo de Manoli porque ella, parece que no, pero se fija en todo.

- Para un momento. ¿Ella sabe lo vuestro…, lo qué habéis hecho todos y todas juntas?

- Claro jefe, ella es como del equipo…, en realidad no lo es, pero como se pasa todo el día en el Estudio, y además le dijiste tú que estudiara Diseño, ella en sus tiempos libres no se va a su casa, y estudia aquí.
Es muy obediente. En cuanto le dices que haga algo, nunca pone ninguna pega…, es muy entregada.

- ¿Entregada? ¿Entonces, a ella…, todos vosotros…, de una manera o de otra…, os la habéis…?

- Y no puso ningún pero. Es más, hasta nos dice lo que más le gusta sin ningún tipo de vergüenzas.

<<¡Dios mío! A la criaturita ésta, también la hemos metido en todo este jaleo. Sodoma y Gomorra, son el patio de recreo de un Colegio de Monjas al lado de estos depravados.
Necesito…, necesito un poco de aire…, los pulmones no se me llenan lo bastante…, esto se me ha ido de las manos sin saber que podía tener tanto poder sobre todo el Equipo.
No entiendo…, pero si en mi casa, no me hace caso ni el perro.
¿Cuántas veces le habré dicho a Nelson, que ahí, en medio del salón no se caga?
Y él me mira como si me entendiera…, y seguro que me entiende, pero al día siguiente, ¡toma!, más de lo mismo.

Tengo miedo de preguntar. Yo estoy escandalizado, y todos éstos y éstas, están de lo más normales.
Esto es el colmo de la profesionalidad…, que entrega…, que obediencia…, ¿cómo se le podría explicar esta situación a alguien, si tuviera el valor de contarlo.
No sé cómo voy a salir del este “merder” sin causar más mal del que he causado. ¿Cómo se puede inducir a un grupo de gente a hacer algo que contraviene toda la lógica de las relaciones sociales, personales e íntimas…, y encima no saber cómo lo he hecho.

Si salgo de ésta, tengo que desgranar todas las acciones que han motivado esta obediencia tan ciega y entregada…, si lo consigo sería como si encontrara el Santo Grial del Marketing…, me haría millonario.
Bien pensado… >>

- Jefe.

- Sí…, qué…, qué…

- ¿Te encuentras bien? ¿Sigo con lo que te estoy contando?

- Sí…, sí claro ¿decías?

- Decía que en este asunto que nos acontece, tengo que reconocer que para mí, Manoli, ha sido el detonante para que se me abrieran puertas que no creía ni que existieran.

<<¿Pero la lesbiana no es solo Estrella…, ahora también es María…, y tal vez, Manoli? ¿O aquí vale todo?
¡Cuento poder…, y yo sin enterarme!
Tengo que hacer algo para que el perro deje de cagarse en donde quiera.>>

- ¿Y qué hizo para que algo explosionara dentro de ti? Si me lo quieres contar, claro…, no es que me quiera entrometer en tu vida…, pero…

- Sí jefe, tú sabes que para ti nadie de aquí tenemos secretos. ¿La sabes…, verdad?
Yo hablo por mí, pero estoy convencida de que todos pensamos lo mismo. ¿No tendrás ninguna duda de nuestra entrega, verdad?
Tú siempre dices en todos los lados lo orgulloso que estás con tu Equipo. Y a nosotros eso, nos llena de satisfacción, y nos hace sentir muy bien al pertenecer a esta otra familia que formamos todos juntos…

<<Soy la “leche”, y no sé cómo. ¿Qué he hecho para conseguir lo que aquí ocurre?
Cuando descubra cómo sintetizar esto…, cómo conseguirlo cada vez que quiera.
Escribiré un libro…, artículos…, se me reconocerá como el que descubrió “el Blosón del Marketing”…, ya me veo sentado junto a…>>

- …aunque cada uno y una, seamos tan diferentes.

- Claro que no tengo ninguna duda de ninguno ni de ninguna…, pero sigue…, sigue…

- Bien…, yo quiero confesar que…, la primera vez que Manoli y yo…, fue como un suspiro. Fue rápido y muy intenso. Me llegó de golpe. Le miré a los ojos, y al ver como los suyos los tenía clavados en mis…

- Sí jefe, es lo que yo quería decirte también con lo del palo de la escoba…

- ¡Pero te quieres callar Alfredo, deja que termine María! Aunque en realidad, creo que no haría falta entrar con los detalles. Creo que todos nos estamos enterando de…

- Pero si los detalles, jefe, son lo que siempre nos dices que son lo más importante, y yo lo quiero confesar todo. No quiero que nadie de aquí piense nada raro.

<<¡Raro dice! ¿Quién va a pensar algo raro de lo que aquí pasa? Sería de locos.
Sí…, ya me veo sentado al lado de…>>

- Yo también quiero confesar algo.

- Ahora estoy hablando yo, Miguel.

- Ya…, ya lo sé María, pero es que no me sentiría bien si no lo cuento ahora. Por favor…, por favor…, Jefe.

- ¿Qué pasa? Qué Manoli y tú…, también…

- Sí…, y también fue en un instante. Yo estaba pensando en mi mujer…, siempre pienso en ella cuando…, cuando…, bueno…, yo pienso muchas veces con ella…, soy un recién casado…

- No te enrolles, y al grano. ¡Me quita el uso de la palabra, y encima se enrolla el tío…!

- Tranquila María, luego sigues con los detalles de lo que estabas contando.

- Jefe. Yo también quiero confesar algo.

- Y yo.

<<¿Pero qué pasa? ¿Qué hoy he venido con alzacuellos?
Esta camisa es de cuello corto.
La vi en el escaparate, y sentí que tenía que comprarla…, era como si me llamara.
¿Sería mi subconsciente que me inducía a la redención y a la penitencia por algo que de forma consciente no veía que estaba haciendo, y por eso tuve ese repentino deseo de comprarme esta camisa que parece de religioso?
¿Será que una parte de mi, la inconsciente, está reclamando perdón por la atrocidad que he causado en mi Equipo?
¿Será que una de las causas por las que todos y todas quieren contarlo todo con pelos y señales, como si estuvieran hipnotizados delante de un confesor, es a consecuencia de este tipo de camisa?
Tomaré nota…
Ya me veo sentado junto a…>>

- Yo no me enrollo…, lo que pasa es que me cuesta explicarlo. Yo no soy un desleal…, fue algo que ocurrió, y no pensé en nada más. Se me presentó delante, y me lancé sin pensar en las consecuencias, ni en las implicaciones que se podían derivar con el resto del Equipo.
Sí, lo confieso. Lo hice, y os lo oculté.
Quedamos que lo haríamos todos juntos y a la vez, y yo lo hice también a solas.
Ya está, ya lo he confesado.

- Así, que Miguel ha confesado. María está confesando. Estrella y Marisa también quieren confesar lo que tengan que confesar, y tú, Antonio, estás muy callado. ¿Tienes algo que decirnos a todos?

- Sabía…, sabía que lo sabías, jefe…, tú has estado al cavo de todo desde el principio…, tú querías que fuésemos nosotros los que llegáramos a esa conclusión trabajando juntos, y te hemos fallado.
Tú ya habías pensado en los Cabeceros Gráficos, y nos diste las premisas suficientes para que todos nos pusiéramos a trabajar para que llegáramos al mismo punto que llegaste tu solo cuando los imaginaste.
Querías que fuésemos nosotros los que creyéramos que éramos los que descubriéramos ese nuevo concepto Decorativo.
Tú lo tenías pensado desde el principio para que al creernos los padres y madres de la idea, la mejoráramos cada uno con nuestra visión…, trabajando todos juntos…, y te hemos fallado.
En cuanto nos ha dado el destello, nos ha salido la vena egoísta, y nos hemos puesto a trabajar cada uno por su cuenta.
Ya está, ya lo he confesado.

<<¿De verdad se cree que yo ya había imaginado el concepto de Cabeceros Gráficos con Imágenes Intercambiables”? Pero…, pero…, todos me miran mientras asienten con la cabeza.
Esas miradas de culpa…, esas caras de vergüenza por…, por…, ¿por haberme fallado al no seguir mis indicaciones de trabajar juntos?
Aquí no encaja algo…, o algo más que algo…>>

- Seguro que al vernos trabajar separados, utilizaste a Manoli sin que ella lo supiera, poniéndole ideas en su cabeza para que nos la fuese diciendo como el que no quiere la cosa.

- Yo estoy de acuerdo con Estrella.

- Y yo. Bueno, creo que todos estamos de acuerdo ¿verdad?

- Verdad jefe…, para mí todo empezó, cuando Manoli me dijo que la escoba era de palo intercambiable, y a partir de entonces lo hice a solas…, yo…

- A mí fue cuando se quedó mirando…, mirando mis dibujos y…

- Sí, sí…, a mí fue cuando ella me dijo…

- ¡TODOS CALLADOS! y quiero saber algo muy importante.

Quiero saber que cuando me dijisteis que todos lo estabais haciéndolo entre todos, rompiendo barreras…, sin ataduras, a consecuencia de lo que os dije de que pensarais en una habitación que se usa para el descanso y el placer. Qué os desinhibierais de ataduras, que lo hicierais como quisierais, como más cómodos os sintierais, todos juntos, o cada uno con quién quisiera, siempre y cuando nadie más lo supiera…

- Entonces te fallamos, jefe.
Al principio, comenzamos a trabajar juntos.
Antonio y Marisa se pasaban notas, yo lo vi desde…, desde la oscuridad o desde las sombras, como ella me ha echado en cara. Eso me puso de “mala leche”. Parecía que nos querían excluir del Grupo, y eso me dolió.
Se lo dije a Estrella, y me dijo que yo “soñaba rollos”.
Pero no, yo no “soñaba rollos”. Aquí se había desatado el “cada uno pa él”. Así que cada uno hacíamos creer a los demás que trabajábamos juntos, robando de aquí y de allá las ideas que íbamos creyendo pillar, y en realidad, tú, que parecía que no te enterabas de nada de la guerra que teníamos montada, nos ibas dirigiendo a través de Manoli, que tampoco se enteraba de nada.
Jefe, me quito el sombrero.
A mí me has dado una lección.

<<¿Tan bueno se creen que soy? Pero si lo del Cabecero Gráfico se les ha ocurrido enteramente a cada uno de ellos y ellas por su cuenta, mientras trabajaban en conjunto robándose ideas los unos a los otros.
¿Cómo les digo que no tienen razón al pensar que yo soy tan inteligente?
Si les digo la verdad de lo que yo estaba pensando que hacían entre ellos…, entonces…, entonces el desastre está asegurado.
¡En fin, creo que no me voy a ver sentado al lado de …>>

- Jefe, dinos algo. Lo que sea.
Estás muy callado. Seguro que todo este tiempo, mientras trabajábamos tan mal, te has sentido avergonzado de todos, y aún así, nos has estado dirigiendo.
Por mi parte, no va a pasar de nuevo.
No quiero que suene a escusa, pero los creativos tenemos un punto de soberbia que viene de fábrica con cada uno de nosotros.
Y tú a pesar de haber tenido realmente la idea, no te ha importado dárnosla para que creyéramos que éramos nosotros los que la descubriéramos.

<<Están esperando que hable. Todo el Equipo atento. Todo el Equipo expectante.

¡Qué buenos son, y qué grande me hacen sentir!>>

ad-1b

Publicado en Cosas que nos pasan aquí, al equipo de Diseño Espacio Sauzal | Deja un comentario

El origen de Cabeceros de Imágenes Intercambiables – 2ª Parte — 2/3

adorno

Cabeceros de Imágenes IntercambiablesAunque también puede ser otra chica fuera del grupo…, claro…, claro.

El silencio se corta. Y no es porque no se pueda hablar todavía. Es por otra cosa.

Las miradas que en estos momentos se están entrecruzando las dos “Mari…” son inquisitivas.

Y la mirada de Estrella no se queda detrás.

Miguel, Alfredo y yo, estamos haciendo un esfuerzo inhumano por evitar mover un solo músculo de la cara, pero lo que es imposible es imposible, de manera que los arcos de los ojos nos traicionan, abriéndose perceptiblemente por la sorpresa.

A mí no me importa que entre ellos y ellas tengan sus historias, en el caso de que las tuvieran, siempre y cuando no interfiera en lo más mínimo en nuestro trabajo. Y si interfiriese, siempre queda el recurso de utilizarlo de forma positiva, como motor creativo de oportunidades. No sería la primera vez que a lo largo de mi vida profesional, me he encontrado con situaciones parecidas o completamente distintas que daban la sensación de poder romper el grupo de trabajo.

María y Marisa, siguen sin mover un músculo, aunque sus miradas no pueden chillar más alto lo que la una a la otra se están preguntando…, o reprochando…, o las dos cosas a la vez.

Pero…, pero Estrella no se queda atrás. Ella…, su semblante…, su expresión es como la de una fiera a punto de saltar sobre sus enemigas. Pasa su mirada violenta de una a la otra, como si estuviera calculando el salto una vez elija a la desafortunada.
Es extraño. ¿Estrella?
Estrella es lesbiana.

Alta, guapa, delgada, pelo rubio corto, rapado por los lados, y de punta por arriba. Normalmente viste ceñida, de cuero oscuro con cadenas como adornos.
De su cuello, siempre relajado y ahora tenso y venoso, se aprecia el final de la cola de un dragón tatuado, que según tengo entendido, le recorre por toda la espalda, le sigue por uno de sus costados para terminar con la cabeza escondida por debajo de su bajo vientre. ¡Menudo espectáculo para la que pueda verlo por completo!
No entiendo. Ella, precisamente ella no debería ser la más…, ofendida, afrentada…, dolida…, porque se supone que a ella le van las mujeres. Y precisamente Antonio no puede pasar por mujer, aunque lo intente. Precisamente él, es el más patético imitador de las maneras femeninas o gays que he visto en mi vida.
Él es el clásico hombre, hombre. Alto, musculado lo suficiente, guapo intemporal…, natural. Eso es lo que más atrae a las mujeres que le persiguen. Su naturalidad.
Ellas, me refiero a las mujeres en general, no a las de esta empresa según he visto, lo quieren para cambiarlo…, sí, sí…, para cambiarlo.
Creen que es dúctil y manejable por ese halo aparente de vulnerabilidad, hasta que se dan cuenta de que Antonio es una roca, que en cuestión de mujeres va a la suya, y que sabe claramente lo que no quiere.
Lo sabemos todos y todas las de este equipo. Nos conocemos muy bien. Por esa razón funcionamos trabajando juntos.

El silencio es tenso…, muy tenso. Nadie habla. Solo Antonio puede hablar. Son las reglas.
Él está absorto mirando sus notas. Completamente ajeno a la batalla encarnizada que se ha declarado en “el Paritorio”.

Nosotros, Miguel, Alfredo y yo, no tenemos suficientes ojos para ver y descifrar toda la variedad de mensajes que las mujeres se emiten entre ellas.
¿Cómo es posible tanta conversación a gritos, en un silencio tan total?>>

… bueno…, estoy repasando mis notas, y antes de que entremos a debatir, me gustaría deciros…

<<Ha retomado de repente, y sin levantar la mirada de sus papeles, la conversación que había dejado por un tiempo que a mí me ha parecido eterno.
Parece que continúa.>>

… que hay algo que no tengo del todo claro. Me refiero a que cuando os he dicho que las imágenes impresas en los “Cabeceros” tendrían que ser de diferentes colores, con efectos especiales…, etc…, me refiero a que los deberíamos manipular nosotros desde el principio. Crear cada modelo desde cero. No hacer fotografías. Porque si fuesen fotografías manipuladas, no les podríamos impregnar de todo el potencial fantástico que yo considero deberían tener.
Y la duda es sobre los modelos. ¿Qué tipo de modelos podríamos hacer?
Porque había pensado…, bueno…, en realidad, lo primero que vi con el golpe, fueros estrellas y planetas. Por un momento no sabía dónde estaba. Todo era luz blanca y naranja sobre un fondo negro, con estrellitas tintineando. Era como si de repente, me hubiera desdoblado y mi alma, libre de ataduras humanas, se hubiera expandido hacia todas partes como el “Big Ben”…

<<¡Como una chota…, seguro que tú, el que nos estás leyendo, piensas que Antonio está como una chota!
Y no te falta razón.
Antonio es perfecto. No se puede ser un buen creativo sin levantarse del suelo para ver las cosas desde otro sitio. Y él, como puede hacer más de una cosa a la vez, tiene la capacidad de tener los pies firmemente anclados y pegados al terreno, mientras está volando por sus mundos.>>

… desde luego, habrá que diseñar en 3D, con el programa de Max.
Modelar todos los modelos que decidamos en volumen, y luego texturizarlos, envolviéndolos en un entorno…

<<Parece que sigue sin darse cuenta de lo que ocurre con las mujeres. Está o quiere aparentar estar totalmente absorto en sus pensamientos, sin darse cuenta de que nos tiene que dar paso con las “palabras clave”.
No sé si alarga su estadio como poseedor de la palabra porque cree que aún tiene que dar más información, o porque teme la reacción de la tal “Mari…, lo que sea”, si es que es alguna de esta habitación, y pueda ponerlo en algún aprieto…, o tal vez…, a la vista de lo visto, tema la reacción de las tres.>>

… sugerente, y que además pueda combinar con el entorno de la habitación simplemente con unos pocos cambios, como el color de la colcha…, los almohadones…

<<Sí…, sí…, definitivamente, sí lo está alargando a conciencia. Lo ha delatado una furtiva mirada a Estrella…, ¿a Estrella?
Ella no se ha dado cuenta. Creo que solo yo me he dado cuenta.
Yo miro a Antonio. Antonio sigue clavando su mirada en sus papeles. María tiene fijada la vista en Marisa. Marisa ha cambiado de táctica, y se hace la despistada concentrándose en la pantalla de su ordenador, como si con ella no fuera el asunto. Alfredo y Miguel observan a Estrella, que no puede estarse quieta, sin parar de mover su asiento rotatorio de derecha e izquierda, mientras mantiene su atención sobre la que ya ha fijado como definitiva presa, que no es otra que Marisa.

Este es el panorama.

Uno con una excelente idea, tres en pie de guerra personal por “vete tú a saber por qué”, dos sorprendidos a la espera de acontecimientos, y uno, o sea yo, calculando las opciones de desastre, y cómo poder atajar y reconducir lo que aquí puede suceder.>>

… también podríamos incluir reproducciones modeladas de cabeceros de estilos clásicos, pero actualizados a los gustos de ahora…, también algo arquitectónico…, ecológicos…, no sé, ¿qué os parece…?

<<Ahora sí. Todos hemos coincidido a la vez, y en el mismo instante sobre el mismo lugar.
Y el lugar no es otro que la cara de Antonio, que se ha quedado petrificado.
Ya no tiene salida. Ya no puede alargar más su destino.
Bueno, ahora tengo que estar muy preparado y atento para reconducir lo que aquí, en una fracción de segundo se va a desatar.
Y no sé que esperar, porque en las otras reuniones la tensión que ha habido siempre no era personal como ésta sí lo aparenta.
Traga saliva. Respira profundo…, lo va a hacer…, nos va a dar paso…, aquí va.>>

… “ya está, esa es la idea”.

- ¡GILIPOLLAS!

<< Esto no empieza bien. Aunque previsible…, no empieza bien.
¿Quién ha dicho “gilipollas?
Era una voz de mujer, si a eso se le puede llamar voz.
No sé quién de las tres lo ha gritado.
Todos, al escuchar las “palabras clave” de Antonio, se han movido al unísono en sus asientos, como para prepararse para empezar, y por una fracción de segundo he perdido la visión global.
Todos miran a Estrella.
¿Será ella la del chillido?>>

- ¡Gilipollas lo serás tú, cabrona!

<<Pues Estrella no lo había chillado. Es a ella a la que ha ido dirigido el improperio.
¡Cada vez entiendo menos a las mujeres!
Lo último que me esperaba es que lo que se ha chillado no fuera dirigido a Antonio.
Si no fuera porque estoy temeroso por si este buen equipo se va al garete, disfrutaría de lo que aquí se está desencadenando.
Sé que soy capaz de actuar bajo tensión…, de tomar decisiones difíciles…, de calcular rápido en situaciones de negociación…, pero…, pero cuando se cruzan sentimientos inesperados causados por…, por…, “no sé qué entre mujeres”, en eso, en esto…, estoy perdido.
No sé cómo actuar, porque no sé qué es lo que pasa.>>

- Tú lo sabías, y no me lo dijiste.

- ¿Saber qué? María. ¿Lo de Antonio?

<<¿María…? María es la que le ha insultado a Estrella. Y le reprocha algo que no le ha contado de Antonio.
Lo lógico…, lo que yo me esperaba…, lo previsible para lo que yo empezaba a tener una ligera idea de cómo acometer esto, es que entre María y Marisa se hubieran increpado porque una de ellas es la de la cita en el hotel, pero esto…, esto sigo sin saber de qué va.>>

- Bueno chicas, ¿por qué no lo dejáis? Éste no es momento para discusiones de este tipo, y menos conmigo delante.

- ¡CÁLLATE, ANTONIO! Y deja que sean ellas las que digan lo que tengan que decir.

- Marisa, a mí no me vuelvas a decir que me calle.

<<¡La leche…! Ahora son las tres las que han entrado al ruedo.
Tengo que cortar esto como sea. Poner algo de cordura, y tratar de intuir la información suficiente como para adelantarme a los acontecimientos que se pueden presentar.
El problema es que si es personal, y están las tres implicadas de algún modo, el resultado previsible es catastrófico.>>

- ¡SILENCIO! Aquí mando yo. Y no se vuelve a abrir la boca hasta que yo diga.

- Jefe…

- ¡Ni Jefe, ni pollas! Tú también te callas, Alfredo.

<<El silencio es sepulcral. Y Alfredo ¿qué “coño” me tenía que decir cuando le he cortado? ¿Acaso éste sabe algo de qué va toda esta “vaina”?
¿Pero qué hace Alfredo?
Me mira levantando los hombros en señal de impotencia, como si yo tuviera que saber algo que no sé. Y ahora pide la palabra levantando a media altura el brazo, con el dedo índice apuntando al cielo.
El Cielo…, el Cielo es lo que me estoy ganando hoy.
Hace mucho tiempo que no pienso tan rápido, barajando tantas opciones de escenarios, y encima, no me muevo un milímetro hacia ningún lado.
El único que no ha intervenido en nada todavía es Miguel, que está mirando fijamente hacia abajo…, hacia algo que tiene entre las manos por debajo de la superficie del cristal de la tapa de la mesa.>>

- Miguel. ¿Qué haces?
Sabes de sobra que durante las reuniones, no se pueden tener los móviles encendidos, y menos estar mandando mensajes.

- No es mi móvil, Jefe.

- Entonces ¿qué es?

- Es mi Pendrive.

- Y ¿qué haces con él?

<<Soy el Jefe, y estoy dando palos de ciego. ¿Qué hago preguntándole a Miguel lo que hace con ese dichoso dispositivo, cuando aquí se cuece otra cosa?
El no haber dormido lo suficiente esta noche, creo que me está haciendo perder soltura en estos momentos.
Tengo que coger el “toro por los cuernos” y en primer lugar, ver qué quiere decir Alfredo, que aún sigue con el dedito levantado.
Pero…, pero ¿qué me cuenta este Miguel? >>

- Bueno Jefe. La verdad, es que no sé como decírtelo, pero aquí tengo guardados una copia de unos ejemplos de cómo yo he pensado que debería ser el prototipo de este tipo de Cabeceros…, o Cabezales que Antonio está exponiendo como idea original propia.
Tengo diseñados algunos ejemplos iniciales de la temática en que se compondrían las imágenes. Además, se me había ocurrido llamar al producto como lo que es, y como es un cabecero con imágenes gráficas que se pueden intercambiar, se me ha ocurrido llamarle…

- ¡CABRÓN CON PINTAS! Eso es lo que tú eres, y así es como te voy a llamar a partir de ahora.

- ¿Por qué le insultas, Alfredo?

- Jefe, eso es lo que te quería decir. Fui yo el que pensé primero en resolver de forma sencilla la forma de hacer viable la idea de los “Cabeceros” con las “imágenes Graficas”.
Y que se pudieran intercambiar fácilmente entre sí las imágenes.

- ¿Pero cómo? ¿Me estás diciendo que tú, Miguel y Antonio habéis tenido la misma idea a la vez?
¡ESPERAD! No habléis todos y todas a la vez. Si os ponéis a gritar entre unos y otros al mismo tiempo, no se os entiende. Y menos si empezáis también a insultaros.

- ¡PUTA!

- María, ¿por qué le llamas puta a Marisa? Es la única que está más callada, y no se mete con nadie.

- Ella es la culpable de todo esto, jefe.

<<Estoy entrando en pánico. Por un lado, quiero saber lo que ocurre entre las mujeres y Antonio, y por otro lado se ha desencadenado también una especie de lucha por la autoría de la idea de los Cabeceros. O todo es lo mismo…, o nada es lo mismo…, aquí cada uno y una va a la suya…, y el Jefe, que soy yo, no se entera de nada. Me parece que soy el único que no sabe de qué va todo este galimatías, y eso que me estoy esforzando al máximo.>>

- ¿Qué yo soy la culpable? ¿En qué te basas?

- ¿En qué me baso…? ¿quién fue la de la idea de ir a hacerlo con Antonio…? ¡PUTA!

- ¿Puta yo? Y tú ¿qué? Bien que mirabas mientras lo hacíamos. Sí…, sí…, allí escondida entre las sombras.

<<Estoy atónito…, no puedo creerme lo que estoy escuchando. ¿Marisa de forma abierta y sin pudor, delante de todos, está admitiendo que es la protagonista de la historia que ha contado Antonio, y además, parece que en connivencia con María, que además estaba mirando mientras lo hacían?
Esto es de locos.>>

- Jefe, yo te puedo explicar todo esto.

- Pero tú, Alfredo, ¿de verdad estás al corriente de todo lo que se está diciendo en estos momentos?

- Claro, como todos. Fuiste tú, jefe, el que nos empujaste.

- ¿Yo?

<<¿Ahora voy a ser yo el que ha montado todo este follón? ¿Cómo voy a ser yo el que promoviera el que la una se tirara al otro, mientras la otra miraba…, y vete tú a saber, mientras tanto lo que estaban haciendo el resto.>>

- Sí, tú, Jefe. Nos dijiste a todos y todas muy claramente, que querías más implicación entre todo el equipo. Que rompiéramos barreras, que experimentáramos entre todos, que nos uniéramos más, que todo lo que ocurriera, no saldría del equipo. Que la familia es la familia, y todos nosotros somos otra cosa…, somos como otra familia.
Nos dijiste que pensáramos en una habitación que se usa para el descanso y el placer. Qué nos desinhibiéramos de ataduras, que lo hiciéramos como quisiéramos, como más cómodos nos sintiéramos, todos juntos, o cada uno con quién quisiéramos, siempre y cuando nadie más lo supiera. Ni una palabra a nadie en absoluto.
Y te hemos hecho caso. Siempre te hacemos caso, y hacemos siempre lo que tú nos dices.

<<He creado unos monstruos. O peor, el monstruo soy yo. Los he inducido a la promiscuidad entre ellos. Ahora sí que no sé salir de ésta.
Tengo que serenarme. Poner en orden los pensamientos…, la información que tengo. ¿Pero qué información es la que tengo?

Tengo que decir algo. Todo el equipo está callado mirándome, expectante a que les oriente hacia algún lugar. ¿Pero qué lugar? Yo solo quisiera ir ahora a un sitio, y ese sitio no es otro que el váter…, a vomitar.>>

ad-1b

Publicado en Cosas que nos pasan aquí, al equipo de Diseño Espacio Sauzal | Deja un comentario

El Origen de Cabeceros de Imágenes Intercambiables – 1ª Parte — 1/3

adorno

Cabeceros de Imágenes IntercambiablesAquí estamos alrededor de una mesa ovalada de tapa cristal sobre dos columnas Dóricas de madera, franqueada por 7 sillones de ruedas con apoyabrazos.

Yo la presido. Mi nombre por ahora no importa. En realidad, lo que importa es cómo te llamen, y a mí me llaman “Jefe”.

Quiero contarte cómo surgió la idea de “Cabeceros Gráficos”. Sus características, sus posibilidades, sus…

Bueno, pasemos a la historia. Tiempo habrá para ir relatando cómo fue naciendo todo.

Como digo, aquí estamos. De pié, en silencio absoluto, cada uno de espaldas a su sillón, con los ojos cerrados, en completa calma exterior.

Son las 10 de la madrugada del día Jueves.

Digo que es de madrugada, porque como lo que importa es cómo te sientes, y yo tengo un sueño terrible debido a que anoche me quedé trabajando hasta las 6. Y estas 6, si eran realmente de la noche, como comprenderás, ahora estoy un poco dormido.

Pero no importa. En unos minutos se va a desatar la guerra, y pasaré a colocarme en situación de alerta.

Antonio tiene que exponernos a debate una idea.

A continuación, todos tomaremos parte. Unos la apoyarán, otros tratarán de destrozarla, otros ampliarán la idea inicial, otros cambiarán de bando como quien se cambia de camiseta. ¿Y para qué?
Para que cuando salga algo de aquí, sea consistente y viable.
Ese es una parte de nuestro ritual los Jueves por la mañana.

Un olorcillo a café nos rodea. Todos seguimos quietos. Todo es silencio. Un ojo enorme de 2×1 nos observa desde su ubicación, colgado sobre la pared que queda a mi izquierda. ¡Hay que ver cómo con cuatro trazos, se puede crear algo tan bonito!

El ojo, es el ojo derecho de una mujer. Con sus pestañas, su pupila…, ¡El ojo que todo lo ve!
Debajo del cuadro está el reloj que marcará con un pitido el final de nuestro aparente letargo de cinco minutos antes de que comience todo.

Mientras tanto, te cuento quiénes somos los que formamos esta mesa de trabajo, en esta Sala de Juntas. Bueno, lo único que tiene de Sala de Juntas es el cartel exterior donde la llama así.
Nosotros la llamamos “El Paritorio”. ¿Por qué?

Es obvio, aquí parimos todos juntos lo que luego sacamos al exterior. Qué mejor que llamarle como lo que es.
Sigamos. A mi derecha, María. A continuación, Miguel, luego Marisa. A mi izquierda, Alfredo, luego Estrella, y al final, el de la idea de hoy. Antonio.

Frente a mí, al otro lado de la mesa, co-presidiéndola…, nadie. ¿Por qué? te preguntarás seguramente. Pues porque no. Así de simple. Yo soy el Jefe, y quién se siente ahí, delante de mí, se lo ha de ganar.

Antonio es un creativo a jornada completa. Su cerebro es un ordenador siempre a punto. Es capaz de pensar varias cosas a la vez, y exponerlas, aunque en más de una ocasión, hay que pararle los pies, y decirle con todo el cariño, ¡que no te estamos entendiendo “un carajo”!. Que mejor, no pases de una idea a otra sin avisar, y también, que primero ligues en tu cerebro todo el material al que se refiere la misma cosa, y que las demás, que esperen su turno para ser expuestas.

¡Hombre, que los demás no somos unos superdotados como él…! Somos simples mortales, aunque también tengamos nuestras peculiaridades como buenos creativos que somos.
He dicho peculiaridades ¿verdad?
Bueno. Para ser completamente sincero, también se podrían llamar “rarezas, manías, majaderías…”

¡PIP…, PIP…, PIP…!

- Señoritas…, señoritos.., empieza el combate…

¡PIP…,PIP…, PIP…!

- ¡Pero que alguien para el puñetero despertador este…! Perfecto, ya estamos en forma. Todo va a empezar.

<<Soy el jefe de esta banda de creativos. Estoy nervioso. De aquí sé que hoy va a salir algo importante. Lo presiento.

A veces, muchas veces como ahora, mientras entre ellos y ellas se han desatado en conversaciones entrecruzadas de de ¡vete tú a saber qué!, yo me siento orgulloso de estar aquí.>>

- Estamos todos expectantes, Antonio. ¿Serás capaz de hacerte entender a la primera, o nos vas a tener a todos haciendo elucubraciones de lo que nos quieres decir?

- ¡Ya salió la pejiguera! ¿es qué hoy también la vas a tener con él, Marisa?

- Yo no soy una pejiguera, Alfredo, es él el que a veces logra sacarme de los nervios. A vosotros también, ¿o es que no se lo habéis dicho más veces que yo?

<<Esto está que arde…, veo a mis pupilos en pié de guerra. Eso es bueno. ¡Adrenalina…, adrenalina…, testosterona…, con un par de ovarios y de testículos!

Los tengo en la línea de salida…, todos se están entrecruzando reproches. Es como una carrera de “Pura sangres”. Todos dentro de sus cajones con los nervios y la musculatura a punto de estallar, a la espera de que el director les abra la puerta para sacar de dentro todo lo que ya no les cabe.
Y soy yo el que les ha de abrir el portón. Soy yo el que los pone así. Ellos y ellas lo saben. Me miran. Esperan que de la primera indicación para que Antonio empiece…, luego, mientras comience su exposición, volverá el silencio total. Nadie osará hablar ni interrumpir lo más mínimo hasta que el presentador de la idea, en este caso Antonio, cuando la considere suficientemente expuesta, dirá las palabras “clave” que no son otras que “ya está, esa es la idea”.

Mientras tanto, y hasta que no las diga, solo se escuchará el sonido de los bolígrafos o el golpeteo de los teclados de los portátiles, mientras van tomando notas de todo los que se les ocurra para luego, empezar a debatir.
Un momento más…, un poco más… ¡La tensión se masca! ¡soy feliz!>>

- Adelante Antonio. Tu turno.

<<El silencio se palpa. Nadie respira. Todos miramos a Antonio…, y yo no quepo en mí. Sé que aquí va a ocurrir algo importante. Ya arranca.>>

- Bueno, llevo varios días dándole vueltas y más vueltas a una serie de ideas que por cercanas y evidentes, no las vemos con facilidad…, quiero decir…, que no las solemos ver con facilidad…, a pesar de todas las reuniones que hemos tenido sobre…, sobre…, todo lo que hablamos…, yo…, yo…

<<Se enrolla…, se enrolla…, quiere arrancar pero ha empezado temeroso, como ocurre algunas veces en las carreras, que el más preparado tiene un segundo de duda, y sale a trompicones al principio, para luego situarse en el lugar del campeón que es.

Todos los que aquí estamos lo sabemos. Nadie le hará un gesto, ni emitirá el más leve sonido de desaprobación, ni de apremio, por ahora.
Todo mi equipo está muy capacitado. Y sabe respetar a los suyos.
¿He dicho que me siento muy orgulloso? >>

-…yo estaba pasando la noche con una amiga…, quiero decir que iba a empezar a pasar la noche con ella. Cuando de repente, noté eso que a veces noto cuando alguna idea va a salir…, no sé cuál…, ni cómo. Pero estaba nervioso.

Seguro que ahora estaréis pensando que estaba nervioso por pasar la noche con…, con…, bueno eso no importa.
Pero no. Ese nerviosismo también lo tenía, y sé distinguirlos perfectamente. El uno te cosquillea toda la piel del cuerpo, y éste otro, es como si todo lo que tengo entre la garganta y el esfínter, se acortara, se hiciera pequeño en mi estómago, y se convirtiera en una pelotita de golf, con vida propia, que no para de golpear por todas partes…

<<Eso es lo que tiene…, tenemos algunos creativos. Un mundo personal, una manera de percibir las cosas. ¿Había dicho ya antes lo de las “rarezas…, manías…, peculiaridades, verdad? Antonio se lleva el premio de raro. Y eso que él, en realidad no lo aparenta…, demasiado.>>

-… El caso es que en esos momentos, mi cerebro entra en “velocidad terminal”. Se acelera exponencialmente. Así que en la recepción del hotel al que fuimos, mientras hacía el papeleo de la habitación, le dije a…, a…, ella, que fuese subiendo por delante, que yo terminaba enseguida, y en un “plis plas” estaríamos juntos…

<<A lo mejor, o a lo peor, vete tú a saber…, lo que estás leyendo no te interesa y en este Escrito del Blog, esperabas que te contara de forma fría y sin alma, las características…, las ventajas…, lo que mejorarán tus entornos decorativos con nuestros “Cabeceros Gráficos”.
Para eso, por ahora, está la “Página Web”, con unas extensas explicaciones de todo esto, y de otros “Artículos Específicos” de este Blog, donde de forma continuada seguiremos ampliándolo sin prisas y sin pausas.
Aquí, mientras te cuento el “Origen de Cabeceros Gráficos”…, de cómo empezó todo, iré también explicándote históricamente como creamos una idea nueva a partir de unir varios conceptos que siempre han existido. También sus partes…, sus porqués respecto a los materiales que lo conforman…, sus obras gráficas en 2d y 3d…, sus colores…, sus funcionalidades…, sus modelos…, sus efectos especiales…
Cómo combinarlos con otro mobiliario, con elementos decorativos…, cortinas…, colchas…, cuadros…, lámparas…, pinturas de las paredes…
Cómo fuimos llegando a desglosar sus posibilidades, y las grandes ventajas decorativas que a partir de ese momento se abren a quienes le gusta sentirse a gusto con lo que les rodea.

Seguro que si te gusta la Decoración…, el Interiorismo, estarás con nosotros, en que el secreto está en la “Sensibilidad”. En la capacidad de “Sentir”. En la emoción que te produce estar cerca de algo bonito. Y si encima es tuyo, y hace que vuele tu imaginación…, “miel sobre hojuelas”.
Seguro que al igual que a nosotros, a ti te irán surgiendo ideas sobre qué es lo que harías en tu casa si te colocaras alguno de nuestros Cabezales Gráficos, o con cualquiera de los otros tipos de Diseños que también te ofrecemos en nuestra Página Web.

Pero ¿en qué estábamos?
¡Ah sí!
A Antonio lo habíamos dejado en la recepción del Hotel. >>

-… El caso es que subí cabizbajo todo el trayecto del ascensor, temiendo que en cualquier momento me surgiera la idea…, sabía que estaba cerca…, pero aún no la tenía encajada en la “apertura de salida”.
También pensaba que ¡vaya momento para que dos cosas tan importantes, fuesen a ocurrir al mismo instante!
Estaba claro, que por un lado, el cosquilleo de la piel era muy intenso, e iba “increchendo”, a la misma velocidad que la velocidad impactante de mi pelotita de golf interna.

Sé que tengo cabeza para sentir varias cosas a la vez, mientras lo que sienta, sean provocadas por cosas diferentes. Sé que puedo hacer algo con intensidad, mientras hago otra cosa, también con intensidad, y a la vez, pensar en más cosas.
Pero eso no me deja tranquilo.
Hay siempre algo que no logro controlar. Eso me altera. Eso…, o más bien…, esa cosa…, me refiero a ella…, sí…, sí…, a ella…, a la chica con la que estoy…, mejor dicho, con la que estaba…, bueno ahora no sé si sigo estando con ella o no. En realidad depende de ella.

No sé cómo va a reaccionar si la idea que me surge al instante…, en cualquier momento…, esté haciendo lo que esté haciendo, sea de tal intensidad, que pase a ser lo más importante del momento…, quedando todo lo demás en un segundo plano, incluida, evidentemente, ella.
Lo digo como lo pienso. Todos vosotros…, vosotras…, y tú, Jefe, sabéis cómo soy, y que no tengo malicia. Yo os lo cuento todo…, bueno, casi todo. No quisiera entrar demasiado en detalle, pero ya entendéis lo que quiero decir.
Hay cosas que pasan entre dos, y ahí ha de quedarse ¿verdad?

<<Ni un gesto. Ni un solo gesto ha salido de las caras “amarmoladas” de todos los que escuchamos a Antonio con total interés.
Todos estamos expectantes. Y ni aún así, nadie le apremia.
Sabemos que él necesita su tiempo. Si no le dedicara tanto, yo temería que lo que nos quiere contar, no iba a ser importante.>>

- Bueno, sigo.

El caso, es que entré en la habitación, y ahí estaba. Contra la pared, esperándome.
Casi virginal…, preciosa…, perfecta…, casi todas las posibilidades a la vista…
Por un instante quedé paralizado de la impresión.
Su poderío hizo que mi corazón bombeara sangre a una velocidad increíble, llenando con energía todo mi cuerpo y mi cerebro.
Mi imaginación me desbordaba…, muchas opciones…, muchas fantasías…,
Me acerqué, y suavemente deslicé las yemas de mis dedos sobre ella.
Su textura era perfecta.
Lo que tocaba, me transmitía emociones antes nunca sentidas.
Un mundo…, un mundo se abría ante mi…
Yo casi…, casi…, en ese instante…, en ese instante…, no me da vergüenza reconocerlo…, a todos nos ha pasado alguna vez ¿no?, casi me pongo a gritar a consecuencia de mis sensaciones incontroladas…, cuando de repente, ella me pregunta : ¿qué haces?

Salgo de la ducha, y te encuentro acariciando el tablero de ese cabecero, con cara de “ido”.

Solo se me ocurrió contestarle con un : ¿EEEEH…?

El caso, es que después de ese, llamémosle incidente. Como todos vosotros podéis comprender, yo me puse a lo que habíamos venido, tratando de esforzándome al máximo para que ella olvidara la imagen patética que sin duda había fotografiado su retina como puerta de entrada a su cerebro.
Y en eso estaba, creo que consiguiéndolo evidentemente con más esfuerzo de lo que habitualmente tengo previsto. Pero…, es que tendríais que haberle visto la cara que me puso antes.

Por un lado, la sangre de mi corazón alimentando y dando oxígeno a toda la parte creativa de mi cerebro. Estaba cerca…, ya me quedaba poco…, sabía que en cualquier momento ” me vendría”. Seguro que como otras veces, sería de repente…, lo notaba cercano. Lo tenía muy bien encajado…
Por otro lado, estaba con…, con…, ella…, ahí…, “dale que te pego…,” entended que no entre en detalles, soy un caballero.

Y en ese instante. ¡”Patapám”!

Me dejé abandonado por un instante…, todo iba bien…, todo me parecía tenerlo controlado, cuando de repente…, me dejé llevar por el entusiasmo, todo en mí se aceleró. Mis movimientos se hicieron frenéticos hasta tal punto, que sin querer, fui a darme de cabeza contra el tablero del cabecero. Y fue el golpe de tal intensidad, que casi pierdo el conocimiento…, pero ¡AHÍ ESTABA…, COMO UN CAMPEÓN…, AHÍ ESTABA…, SÍ…, SÍ…! Lo que estaba buscando se me apareció de repente gracias al impacto tan enorme que me di, debido también a la postura en la que me encontraba.

Lo que tenía encajado en la “apertura de salida”, salió.
En ese momento ocurrió lo que más temía. Me lancé a tomar notas de todo lo que mi cerebro quería presentar a mis ojos internos.
Lo veía con claridad…, el secreto era sencillo.

Un tablero que haga de base, como contra el que casi me abro el cráneo. Y sobre él, imágenes…, imágenes como las que aún veía a consecuencia del trompazo…, con colores…, colores a juego con el entorno de la estancia…, con o sin las estrellitas que aún flotaban a mi alrededor mientras trataba de recuperarme.
Luces…, haces de luces…, sombras…
Las imágenes con variedad de tonos y modelos.
Que se puedan intercambiar rápido…, para que en un instante la percepción de quien entra en la habitación…, en la misma habitación de hace un instante…, cambie.

Las imágenes, que estén impresas en cada una de las superficies de las dos caras, para tener más potencial de imágenes guardadas en el propio cabecero…, y todo esto fácil de hacer…, fácil de intercambiar…
Pero con Obra Gráfica Original, como originales fueron la imágenes que yo vi entre el dolor, la sorpresa y la alegría al haber llegado donde tenía que llegar.
Y aquí estoy.

<<Sabía que era bueno…, sabía que el tiempo que se había tomado era porque era importante lo que tenía que contarnos…, simple…, fácil…, viable…, original…, inédito…, perfecto.

Ahora en cuanto considere. En cuanto recobre la respiración. Pronunciará las “palabras clave” para darnos paso.
Él sabe que en ese momento entraremos a muerte.
Estoy deseando ver qué pasará a partir de ahora.

Unas veces se le ocurre a uno o a una una cosa…, otras veces se le ocurre a otro o a otra…, y hoy Jueves…, un Jueves como otro cualquiera. Antonio, creo que ha hecho cumbre.
Veremos cuando “entremos todos a saco”, cómo terminará la idea.
Seguro que después de analizarla por todas partes, la dejaremos perfecta.
También espero de mi equipo que sean implacables para destruirla, porque si no lo consiguen, nadie lo hará.
Ésa, entre otras, es nuestra misión.>>

- Yo…, bueno…, espero que no me preguntéis qué pasó con Mari…, con…, ella…, con ella…, casi se me escapa el nombre…, perdón…, perdón…, estoy un poco nervioso…

<< ¿”Mari…”? ¿Ha dicho Mari…, lo que sea que sea el nombre completo?

Aquí hay dos “Mari…”, María y Marisa.

ad-1b

Publicado en Cosas que nos pasan aquí, al equipo de Diseño Espacio Sauzal | Deja un comentario

Pasos para comprarnos un Cabecero Gráfico en la Tienda.

adornoCómo comprar Cabeceros Gráficos

Aunque nuestra Tienda está organizada para que estos pasos los puedas dar fácilmente de forma intuitiva, también, hemos colocado explicaciones de cómo hacerlo.

Aquí, en nuestro Blog, también te vamos a explicar cómo hacerlo.

 

adorno-1En primer lugar, decirte que en la pantalla que aparece el apartado Cabeceros Gráficos contiene en su parte superior, los cuatro tipos de modelos de Cabeceros en función de sus medidas, para que elijas cual es la que quieres. Y una vez ya tienes tu decisión tomada, entra en la elegida, y decide si quieres que te mandemos una, dos, cuatro o seis Imágenes.

Como verás, en función de por lo que te decidas, tienes un precio.

En este precio, viene incluido la Imagen o Imágenes por las que te has decidido, los soportes sobre los que irán impresas esas Imágenes, unas “Placas de Suplemento”, los Ángulos de Acero Inoxidable, que son los que enmarcan y sujetan los “Soportes de Imágenes” al “Soporte Base”, y por lo tanto, al conjunto total, y por último, ese “Soporte Base”, que es el que va atornillado a la pared.

Junto a tu pedido, también te mandaremos las instrucciones de cómo optimizar el montaje, el cambio de Imágenes, consejos sobre su limpieza…, y los elementos de sujeción necesarios.

Ya sabes, que además de tener todas estas instrucciones también en nuestra Página Web, nos puedes llamar si necesitas hacernos alguna consulta.

Bien, después de este apartado, que es donde has elegido las medidas de tu Cabecero Gráfico, y el número de Imágenes que por ahora quieres que te mandemos, es el momento de elegir cuáles son las Imágenes que quieres de entre las 20 colecciones y las 106 Imágenes que te esperan.

Justo debajo, a la izquierda, tienes el apartado “Colecciones de Imágenes a elegir para los Cabeceros Gráficos : Emperador, Orión, Casiopea y Andrómeda.”

Entra, y te aparecerán las 20 colecciones. Cada una de éstas, contienen sus series de Imágenes con distintos acabados, fondos, texturaciones, efectos especiales de luz y sombras, que las hacen únicas y singulares.

Verás que en la línea del precio, aparece “0″ o “Gratis”, y eso es porque como te hemos dicho antes, su coste ya está incluido cuando has elegido el tipo de Cabecero anteriormente.

Ahora, solo tienes que “Añadir al Carrito” las que quieras.

Ten en cuenta que deben coincidir el número de Imágenes que por los que te decidiste al elegir el tipo de Cabecero Gráfico, con el número de Imágenes por las que ahora te estás decidiendo. Si no hay coincidencia, nosotros nos pondríamos en contacto contigo para que nos comunicaras en persona cuáles son realmente las que quieres.

Una vez has seleccionado tu primer artículo, verás que a tu derecha, en primer lugar un apartado con el nombre “Carro de Compra” que te aparece reseñado lo que tienes seleccionado, y así sucesivamente con lo que vayas añadiendo al Carrito.

Justo debajo, aparecen dos botones, uno “Ver Carrito” y otro “Finalizar la compra”.

Si entras en “Ver carrito”, comprobarás que están los artículos que elegiste, y en esta misma página, debajo, te aparecerá otro botón, que también es el de “Finalizar la compra”, que haciendo “Click” en él, te llevará a otra página en donde te pedirá que coloques tus datos. Y bajo del todo, la opción de pago que más te interese.

Eso es todo cuando elijes un Cabecero Gráfico completo.

adorno-1Pero si ya tienes uno de nuestros Cabeceros Gráficos, y quieres ampliar tu colección de Imágenes, solo tienes que entrar en el apartado “Soportes de Imágenes para aumentar el número de Imágenes de los Cabeceros : Emperador, Orión, Casiopea y Andrómeda.

Luego eliges la medida que necesites, para “Añadirlo al Carrito”, y posteriormente, elijes cuáles son las Imágenes que quieras que te mandemos en este o estos soportes, en función de si has elegido uno o más.

Las Imágenes, las seleccionas y “Añades al Carrito”, entrando en el apartado “Colecciones de Imágenes a elegir para los Cabeceros Gráficos : Emperador, Orión, Casiopea y Andrómeda.”

Este apartado es el mismo que se utiliza cuando se compra un Cabecero Gráfico completo.

Por lo tanto, no has de hacer otra cosa que seguir los mismos pasos que un poco más arriba ya te he explicado, tal y como cuando hiciste tú ese pedido.

Y eso es todo cuando elijes uno o más “Soportes de Imágenes” para ampliar tu colección.

adorno-1Nos queda explicar el apartado “Vinilos sueltos de CABECEROS para que los pegues en la superficie que quieras”.

Como bien ilustra el propio nombre del apartado, estas Imágenes te las servimos sueltas, en un Vinilo que al igual que las Imágenes impresas sobre un “Soporte de Imágenes” para colocarlas dentro de la estructura del Cabecero Gráfico, todas están protegidas por la cara que aparece la Imagen, con una película de alta durabilidad, que aísla las tintas de las inclemencias y suciedades del exterior.

Y los pasos para encargarnos un Vinilo de Cabeceros Gráficos o los que quieras, es muy fácil.

Primero entra en este apartado, elije qué colección quieres, luego haz “Click” sobre el modelo de Imagen por el que te decidas. (Puedes “cliquear” sobre la Imagen o sobre el botón “Seleccionar Opciones”, en realidad, es lo mismo).

Se te abrirá una hoja con la Imagen, que puedes agrandar para verla con más detalle, si quieres. Y unas explicaciones sobre medidas y camas.

Debajo de estas explicaciones, tienes un apartado desplegable con el nombre “Escoge opción”.

Lo despliegas, y elijes el que tú quieras.

En ese momento, te aparece el precio del que has elegido y el botón de “Añadir al carrito”.

Si ése es el único que quieres, lo añades al carrito y sigues con el proceso de compra.

Y si quieres más de uno y que sea diferente, una vez has elegido éste, y colocado en el carrito, te sales de esta página utilizando el menú de la derecha o superior, para acceder de nuevo a todos los modelos, y de nuevo elegir el que quieras, para repetir la operación, hasta finalizar la compra.

Que como ya he explicado anteriormente, consiste en comprobar el Carrito, haciendo “click” en el botón con el nombre “Ver carrito”, que aparece en la parte superior, en el menú de la derecha, debajo de las reseñas de lo que has ido metiendo en el “Carrito de compra”, y desde esta página que se te ha abierto, en el botón de “Finalizar compra”, que está en su zona inferior, entrar, colocar los datos que te pide, y seleccionas también el modo de pago que más te interese.

Eso es todo…, así de fácil.

Si necesitas alguna aclaración, ponte en contacto con nosotros.

También, si quieres, puedes hacernos el pedido llamándonos vía teléfono, que encontrarás en el apartado “Contacto” en el menú principal.

ad-1b

Publicado en Cabeceros Gráficos | Deja un comentario

Por inauguración de la Tienda, Personalizamos tus Cabeceros “Gratis”, con tus frases, fotos…, iniciales, pensamientos…, poemas…

adorno

Como ya sabes, nosotros somos muy partidarios de Personalizar todo aquello que representa algo importante en nuestra vida.art7-6

Consideramos que aquello que nos hace diferentes nos hace sentirnos un poco más libres.
Ya no hay que conformarse con tener lo que tienen todos. Las Decoraciones son un estado de ánimo muy personal.

Recuerdo en una ocasión a un compañero de trabajo que me decía que él tenía su casa como la tenía, es decir, hecha un desastre estético, porque no tenía el dinero suficiente como para tenerla como le gustaría tenerla.

Yo siempre le contestaba lo mismo : A ti lo que te pasa es que no tienes coraje para atreverte a hacer lo que sí tienes a tu alcance.

Luego de balbucear escusas inconexas, se marchaba cabizbajo mientras se le escuchaba decir aquello de…, “si yo me pusiera…, verías”.

¡ESCUSAS…! Le contestaba mientras le seguía presionando en su yaga.

Lo curioso, es que cada cierto tiempo venía a que le diera más “caña”. Seguía insistiendo en lo mismo, y yo, que ya le tenía calado, le seguía presionando donde más le dolía.

Con el tiempo me di cuenta que detrás de su “falta de decisión”, en realidad se escondía una personalidad pusilánime, que le hacía temer la crítica de los otros al mostrar lo que en realidad le gustaba.

Desde luego, para este tipo de personalidades están las Decoraciones generalizadas. Y no deberían ser criticados por nadie, porque si les gusta y encima están a gusto, ¿qué más se puede pedir?

Pero para los que nos gusta sentir la velocidad de las emociones cuando contemplas como propio aquello que tienes en tu casa, y que has colocado a tu gusto, solo porque realmente te gusta cómo te altera la sangre sin que prive por encima de tu opinión, lo que piensen los demás…, entonces…, entonces, estamos en la misma onda.

Cabecero Gráfico personalizadoNo se trata de ser extravagante, para adaptarse un Diseño o combinaciones de Diseños a la realización de un entorno Decorativo. Lo que hace falta es dejarse llevar por lo que algunos estudiosos llaman “Intuición”, que en realidad no es otra cosa que una pequeña grieta por donde se nos sale el alma creativa sin caparla con filtros.

Aunque parezca mentira, en realidad, todos somos creativos…, a todos nos gusta que nos sorprendan…, el problema es cuando la sorpresa nos coge con miedos.
Esos miedos son un reflejo de nuestro temor por lo incontrolado…, por lo que no podemos predecir ni medir.Cabecero Gráfico Personalizado

¡Qué le vamos a hacer, la vida es así!

Sin embargo, hasta aquellos que parece que no tienen solución, un día se lanzaron a la aventura…, se tiraron a la piscina sin saber si había o no agua dentro. Seguro que conoces a más de uno y una, que un día, sin que les sirviera de precedente, ni con ánimo de que fuese una constante, tomaron una decisión que les hizo cambiar su monótona vida.

Siguiendo con la historia de ese compañero de trabajo del que te he hablado, yo le preguntaba: Y tú, ¿cómo estás casado con ese pedazo de mujer, que nada se te parece? ¿le propusiste tú salir en su día, o fue ella la que te lo propuso a ti?

Cabecero Gráfico PersonalizadoRecuerdo que rojo como un tomate, me contestó que fue él el que no solo se lo propuso, sino que durante un tiempo largo, era él el que tomaba las decisiones.
El caso es que acto seguido, también me confesó que se le hacía cuesta arriba mantener esa constante activa. Que él era más pasivo.

Vamos, que la engañaste. Le contesté sin ninguna misericordia.Cabecero Gráfico Personalizado

Lo que pasó después, más o menos ya te lo puedes imaginar.
Ahora está divorciado, esperando otro acceso de valentía activa, para tratar de volver a cambiar su vida.

Nosotros hemos realizado muchos Diseños, que puedes encontrar en nuestra Página Web, y si te das cuenta, todos son nuevos. Ninguno, ni ninguna idea es un refrito de nada.

Y además, en todas partes, te hablamos de Personalizar…, de personalizar lo que aquí te ofrecemos. De esta forma, será más tuyo.

Hemos empezado en nuestra Tienda, con los Cabeceros Gráficos, que ya en sí mismo, como concepto técnico y creativo de imágenes intercambiables, son una innovación. De momento no hay nada parecido.

Tú puedes…, o vosotros como pareja podéis hacer de vuestro Dormitorio.., tu Dormitorio algo muy atractivo y sugerente, con las combinaciones de Imágenes.

Y si además, alguna de aquellas imágenes intercambiables de vuestro Cabecero Gráfico, las queréis personalizar aún más, como colocándole vuestras iniciales, fotos…, un poema…, un pensamiento…, un deseo…, sería perfecto.

Por inauguración de Tienda, y por un tiempo limitado, os lo hacemos GRATIS.

Dinos qué le quieres decir a tu pareja, para que quede impreso en esa imagen que tomará mucha más importancia por la carga emocional que contiene, y así, cada vez que la vea, será como si le susurraras al oído lo que por él o por ella sientes.

A veces, en la vida, se quedan muchas cosas en el tintero sin que se hayan materializado en sentimientos que deberían haber llegado al receptor o receptora deseada, y luego no sabes, o no quieres saber en realidad por qué no se lo dijiste…, por qué no se lo hiciste.

La vida pasa, y que yo sepa, solo se vive una vez.

art7-10

Cabecero Gráfico personalizadoCabecero Gráfico PersonalizadoCabecero Gráfico Personalizado

Cabeceros Gráficos Personalizados

Tú puedes encargarnos un Cabecero Gráfico Personalizado con un Retrato con Fotomontaje.

 

ad-1b

Publicado en Noticias sobre la Tienda | Deja un comentario

Vinilos Decorativos

adorno

¿Por qué Vinilos Decorativos?

La respuesta es sencilla. Los Vinilos Decorativos, son ya una opción importante en el mundo del Interiorismo.

Vinilos DecorativosLos hay de un solo color, completos o recortados de manera que sus piezas las puedas pegar formando conjuntos decorativos tanto en la pared como en superficies de mobiliario.

Los hay también, que tienen impreso fotografías realistas para crear espacios del tipo trampantojos.

En cualquiera de los dos casos anteriores, las funciones para las que han sido creadas, mayoritariamente son de carácter general.

Pero nosotros, lo que hemos diseñado son Imágenes Gráficas destinadas a cumplir una función específica dentro del mundo de la Decoración / Interiorismo, y que están al alcance de todo aquel que las quiera utilizar para el destino para el que las hemos Diseñado.

Y su función es la de ser un Cabecero Gráfico…, o una Estantería Gráfica…, o un Zócalo Gráfico.

Vinilos DecorativosEn el caso de un Cabecero…, como “Vinilo suelto de Cabecero”, o como una de las múltiples Imágenes impresas que forman nuestros “Cabeceros de Imágenes Intercambiables”.

Nosotros, como “Creadores / Diseñadores” de la Idea “Cabeceros de Imágenes Intercambiables”, tenemos muy claro que la fuerza Decorativa de una Imagen, se incrementa, si la destinamos a un fin más práctico que el de solo hacer bonito.

Además, si toda nuestra Colección de Imágenes, las hemos Diseñado en 3D, con Efectos Especiales de color, sombras y luces, creando realidades evocadoras, los resultados Decorativos de incrementan.

Hoy, que para desgracia de todos, los metros cuadrados de nuestrasVinilos Decorativos viviendas se están reduciendo drásticamente, necesitamos más que nunca que nuestros entornos vitales más personales, es decir, nuestras casas…, nuestros hogares, nos ofrezcan sensaciones de libertad, y para ello, necesitamos más espacio que nos rodee. Y qué mejor que el espacio que no ocupa…, estoy hablando de los espacios virtuales. Esos espacios que están en nuestro interior.

Es por esta razón por la que nosotros como Diseñadores damos mucha importancia al concepto de “Evocación”.

En todas las descripciones de nuestros trabajos, damos como una de las características de nuestras Obras Gráficas, el hecho de ser “evocadoras”…, que sean capaces unas u otras, de mandarte imaginativamente a otro lugar, aunque sea por un solo instante. Y no por la sensación de huir de tu casa, sino por hacer que esa sensación agradable sea complementaria con estar donde te encuentras a gusto.

Qué mejor que Imágenes…, espacios lúdicos que no ocupan espacio físico, y que además cumplan con una función, como en este caso que te proponemos.

Nuestros Cabeceros Gráficos, impresos sobre “Vinilos Cabeceros sueltos”, para que los pegues directamente sobre la pared de tu cabecero, o sobre cualquier otra superficie. O nuestros “Cabeceros de Imágenes Intercambiables”, para que en función de la estación del año, o el color de la nueva colcha que pongas sobre la cama…, o porque sí…, porque quieres cambiar el ambiente de tu dormitorio, cambies el orden de las Imágenes del Cabecero, colocando en el primer lugar esa Imagen que quieres que se vea, mientras las demás quedan guardadas detrás, hasta otro momento.

También nuestras “Estanterías Gráficas”, “estanteriasgraficas.com”, que ocupando muy poco, dan grandes sensaciones de profundidad, al igual que nuestros “Zócalos Gráficos”, que son un nuevo aporte al mundo de la Decoración. Los encontrarás en nuestra Página Web “zocalosgraficos.com” y en nuestra Tienda, como “Vinilos sueltos” y como “Zócalos de Imágenes Intercambiables”.

Los Vinilos son una revolución como concepto Decorativo y del Interiorismo, más cuando realmente están destinados, por su Diseño, a un fin específico.

En “cabecerosgraficos.com” encontrarás 20 colecciones con 106 Imágenes Originales estandarizadas con 4 tipos de medidas, para que elijas la que quieras que te mandemos.

Además, si quieres, te las podemos Personalizar a tu gusto.

Nuestro departamento de Diseño, está esperando que le indiques cuáles son tus gustos evocadores para que te las puedan hacer realidad en Imágenes.

Puedes tomar como Ideas la que te proponemos en nuestra Pagina Web “cabecerosgraficospersonalizados.com” o hacer tu mismo tu “Fotomontaje” para que con las medidas que nos indiques, realizarte ese Cabecero Personalizado que te hace sentir bien al mirarlo.

Aquí te dejamos algunas Ideas en forma de Imágenes :

Vinilos DecorativosVinilos DecorativosVinilos DecorativosVinilos DecorativosVinilos DecorativosVinilos Decorativosad-1b

Publicado en Vinilos | Deja un comentario